El próximo 12 de abril por fin se dará a conocer la programación del Festival Internacional de Cine de Cannes, cuya edición número 71 se dará inicio dentro de un mes en la riviera francesa con Cate Blanchett como presidenta del Jurado. La semana pasada ya nos enteramos de que el filme que inaugurará el evento será el último del cineasta iraní ganador del Oscar, Asghar Farhadi, quien llevará a Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín a la inauguración del prestigioso festival, y Solo: A Star Wars Story también verá su estreno en este encuentro del séptimo arte.

Como bien recordamos, pese a su relativo buen recibimiento por parte de la crítica, una de las polémicas más sonadas del pasado año fue la discusión acerca de si las películas de la plataforma digital Netflix tenían cabida en Cannes pese a no haber sido inauguradas oficialmente en cines de Francia con antelación: Pedro Almodóvar fue uno de los puristas que se manifestó, diciendo que las películas siempre tienen que verse en el cine, causando revuelo acerca de la cabida a nuevas tecnologías.

Después de la protestas de 2017, el director del festival Thierry Frémaux dijo que cualquier película futura que desee competir en Cannes debería comprometerse a distribuirse en los teatros franceses. ¿El único problema para Netflix? La ley francesa es especialmente odiosa, pues exige a los distribuidores que esperen 36 meses después de un estreno en cines antes de que hagan que una película esté disponible en páginas de streaming. ¿Tres años después? ¿Es en serio? Como se imaginan, Netflix se ha negado a cumplir con esta exigencia, pues uno de sus mayores atractivos es poder ver sus producciones originales poco después de sus estrenos en festivales.

Alfonso Cuarón, Paul Greengrass y Orson Welles, ¿fuera de Cannes?

Alfonso Cuarón en el rodaje de "Roma". Imagen: Sopitas

Alfonso Cuarón en el rodaje de “Roma”. Imagen: Sopitas

Sin embargo, este año una vez más Cannes parece haber seleccionado cinco películas originales de Netflix para el festival: Roma de Alfonso Cuarón; Norway de Paul Greengrass; Hold The Dark de Jeremy Saulnier: The Other Side of the Wind de Orson Welles (la última película del legendario director, y un esfuerzo de 40 años por parte de los productores para finalizarla) y el documental They’ll Love Me When I’m Dead de Morgan Neville.

Los rumores dicen que al ser filmes de Netflix, estas películas estarían automáticamente descalificadas para la competencia, por lo que de acuerdo al website The Hollywood Reporter, la compañía de streaming estaría amenazando con llevarse su música a otra parte y ni siquiera formar parte de Cannes este año ante la prohibición de dejarlos participar. Hasta los momentos no ha habido una declaración oficial por parte de Netflix, pero las tensiones están bastante álgidas antes del anuncio del lineup oficial.

Aunque algunos de los filmes de Netflix nunca fueron considerados para formar parte de la competición, incluyendo la película de Welles, el productor Frank Marshall afirmó que había tomado la decisión de no llevar The Other Side of the Wind a Cannes, y era una lástima que las películas terminaran siendo un daño colateral, en especial porque mucho del público asistente hubiese estado interesado en ver la última gran producción de Orson Welles.

“Fue una decisión mutua no ir a Cannes porque apoyamos a Netflix. No habría película sin ellos. Todos los estudios y financistas de la ciudad rechazaron terminar esta película durante años”.

Jeremy Saulnier, director de Hold the Dark, también dijo que prefería hacer el estreno de su filme en otros festivales alrededor del mundo con menos predisposiciones negativas hacia Netflix, aunque dice que quizás h”habría causado un buen revuelo” en Francia:

“En última instancia, será mejor que la película se exhiba en festivales a finales de este año, más cerca de su lanzamiento. Además, ¿quién diablos quiere ser abucheado en el primer crédito de presentación de su película, especialmente cuando se está desprestigiando a la entidad que hizo posible la película en primer lugar? Ahí es donde soy un feroz defensor de Netflix”.

Esperemos a ver qué sucede este jueves 12 de abril cuando los organizadores de Cannes den la lista oficial de películas en competencia este año: puede ser que el conflicto siga extendiéndose un año más.

Despues de leer, ¿qué te pareció?