SPOILER ALERT: Este post contiene detalles acerca del final de la serie Twin Peaks. Si aún no lo ves, lee a tu propio riesgo.

“¿Qué año es?” Pregunta el Agente Especial Dale Cooper, desorientado.

Laura Palmer ahora una mujer de mediana edad, que lleva el nombre de Carrie Page, y que Cooper encontró en el pueblo de Odessa, Texas le da una mirada a la casa en donde su versión adolescente vivió y sufrió antes de su muerte prematura, antes de escuchar un débil eco de ese sufrimiento. Laura grita desesperada.

Twin Peaks. Imagen: Netflix

Twin Peaks. Imagen: Netflix

Fade to black.

Si el domingo en la noche sentiste una perturbación global, era probablemente el alarido de muchos de los televidentes de Twin Peaks, quienes luego de una espera de 26 años, recibieron una temporada final de serie de culto que David Lynch hizo famosa en los años 90, y que casualmente, terminó en un cliffhanger. Como dicen por ahí, la historia siempre está condenada a repetirse.

Si bien es cierto que muchos fanáticos de la serie quedaron frustrados por el shock de no tener una resolución de las narrativas de muchos personajes, también es cierto que tan sólo falta darle un vistazo a la filmografía de Lynch para darnos cuenta de que es un cineasta que nunca ofrece un final perfecto, cerrado, definitivo y con un lazo, y dejarnos con la pregunta en los labios fue justamente lo que hizo. Dado el hecho de que Lynch tiene 71 años, Mark Frost tiene 63 y que reunir al elenco luego de tanto tiempo fue casi un milagro, estamos seguros de que vimos lo último de Twin Peaks.

A pesar de esto, fue un final satisfactorio. Twin Peaks: The Return fue una odisea incomparable de 18 horas en la que Lynch nos dio lo mejor de ambos mundos en su final: la primera hora fue un cierre limpio y una despedida al pueblo que vio nacer a Laura Palmer, y en la segunda desentrañó todo lo que habíamos visto con una resolución que fue tanto lenta como fascinante, y que cerró con una sacudida de horror primitivo que nos provocó un desconcierto absoluto.

Twin Peaks. Imagen: Netflix

Twin Peaks. Imagen: Netflix

Cooper siempre buscará salvar a Laura, y Laura siempre estará marcada por un terrible destino. Una historia infinita es el único final de una serie que a menudo desafiaba los conceptos más básicos de la trama televisiva.

Fue una conclusión que pareció deshacer toda la existencia del show, al mismo tiempo que nos dejaba tantas preguntas como antes. Pero no hay nada malo preguntar: el mismo Kyle MacLachlan decía en una entrevista publicada esta semana que “el buen arte hace preguntas”, y es por ello que hoy recogemos las dudas con las que el show nos dejó en su misteriosa despedida.

1. ¿Qué susurró Laura al oído de Cooper?

La imagen final de la temporada (y probablemente de la serie) es Laura susurrándole algo al oído al Agente Cooper en la Habitación Roja durante algunos segundos antes de que los créditos comenzaran a rodar por la pantalla silenciosamente. Al igual que el misterio susurrado de Lost in Translation, nunca sabremos qué palabras intercambiaron. ¿Qué pudo haberle dicho Laura Palmer?

2. ¿Cuántas versiones de Diane existen?

En el “universo alterno”, o como quiera que se llame el mundo que vimos en el episodio final, Diane ve una imagen de sí misma acechando fuera del motel. A la mañana siguiente, después de tener sexo con Cooper, Diane se va. Ahora sabemos que hay al menos dos Dianes activas, sin mencionar la tulpa que murió en el episodio 16. ¿Cuántas más Dianes hay sueltas por allí?

Twin Peaks. Imagen: Netflix

Twin Peaks. Imagen: Netflix

3. ¿Qué pasó con el Proyecto Manhattan?

El primer episodio de The Return nos presentó una enorme caja en medio de la ciudad de Nueva York, a través de la cual una entidad con bastantes problemas de ira finalmente aparecía y destrozaba algunas caras hasta volverlas irreconocibles trozos de carne molida. ¿Quién financia ese proyecto? ¿Consiguieron un nuevo vigilante? ¿Sigue estando allí? WTF?

4. ¿BOB está finalmente muerto?

No vamos a mentir: cuando el británico Freddie y amigo de James rompía a punta de golpes el gran orbe que se jactaba de ser la representación del espíritu maligno de BOB, y terminó partiéndolo en pedazos, fue bastante satisfactorio, pero estas piezas terminaron desapareciendo en el techo. La verdad es que estaríamos más felices sabiendo que esta entidad se iría al infierno de una vez por todas, pero pensar que uno de los monstruos más horribles de la historia de la televisión pudiera seguir por allí nos hace comernos las uñas.

5. ¿Quién demonios es Billy?

A lo largo de la serie, y en especial durante todas las escenas de Audrey, hay dudas acerca del paradero de un hombre llamado Billy, un personaje que nunca conocemos realmente, al menos hasta donde sabemos. Tal vez Billy era el borracho con la cara maltratada en la prisión de la comisaría de Twin Peaks eran la misma persona, pero honestamente, ¿quién puede darnos la seguridad? Ugh.

6. ¿Qué mierda pasó con Audrey Horne?

Esta es la pregunta cuya respuesta verdaderamente queríamos saber. El regreso de Sherilyn Fenn fue quizás el arco narrativo más desconcertante de toda la serie, un verdadero logro considerando todo lo que pasó. La última vez que vimos a Audrey, estaba en una especie de habitación blanca, mirando a un espejo. ¿Está en un asilo? ¿Está en coma? ¿Está en alguna parte del Black Lodge?

Twin Peaks. Imagen: Netflix

Twin Peaks. Imagen: Netflix

7. ¿Quiénes con Linda y Richard?

En una de las primeras escenas de la temporada, El Bombero le dio un importante mensaje a Cooper: “Recuerda 430. Richard y Linda. Dos pájaros, una piedra”. Richard, presumiblemente, era el hijo de Mr. C y Audrey, y 430 resultó ser la cantidad de millas que el Agente Cooper y Diane manejaron para transportarse a una dimensión aparentemente alternativa. Linda es al parecer el nombre de Diane en esa dimensión del motel. ¿Estos eran los otros nombres de Cooper y Diane durante todo este tiempo?

8. ¿Qué sucedió con la casa de Sarah Palmer?

Cuando el Agente Cooper y Carrie Page, la nueva versión de Laura Palmer, finalmente llegan a Twin Peaks para ver a la “madre” de Carrie, no son recibidos por Sarah Palmer, sino por una anciana rubia llamada “Alice Tremond”, que ha sido dueña de la casa por muchos años. Dice que nunca ha oído hablar de Sarah, y menciona que la mujer que le vendió la casa fue la “Sra. Chalfont “. Estos nombres son muy importantes para la tradición del show, pues la Sra. Tremond y la Sra. Chalfont (la misma persona) apareció en Twin Peaks: Fire Walk With Me, y Donna Hayward tuvo un memorable encuentro con ella en la primera temporada del show. Hmmmm.

9. ¿Quién era este Agente Cooper?

El optimista y entusiasta Cooper de la serie original casi desapareció por completo de la estampa del hombre que vimos en el episodio final de la serie. Pero tampoco era completamente frío y calculador. ¿Era este el Cooper original, su doppelgänger, una fusión de ambos, o alguien distinto? La genial actuación de MacLachlan es desorientadora y muy hábil, creada para deharnos justamente con esta duda.

10. ¿Volverá Twin Peaks?

No parece probable, aunque ahora más que nunca, una temporada más se sentiría extremadamente satisfactoria. Sin embargo, si hay planes a futuro, no han sido anunciados por Lynch o Showtime, y lo más probable es que nunca los hayan. David Nevins, el presidente de Showtime, dijo que la idea era hacer tan sólo una temporada, y pese a las especulaciones, no hay intenciones de regresar a Twin Peaks. Tal vez sea mejor así: ¿Quién es capaz de demandar respuestas a David Lynch?

Despues de leer, ¿qué te pareció?