Si hay una serie que nos encantó desde el primer momento en que la vimos fue The End of The F***ing World, estrenada a principios de este año a través de Netflix y que nos cuenta la historia de James (Alex Lawther) y Alyssa (Jessica Barden), un par de adolescentes que deciden escapar de sus malditas vidas robando un auto y recorriendo carreteras sin rumbo como unos Bonnie & Clyde británicos.

Si bien recordamos, los ocho capítulos de la primera temporada finalizan con un disparo en el que asumimos (pero nunca vemos) que James termina abatido por la policía, dándole una cruda conclusión a la historia. Aunque los episodios estuvieron inspirados en una novela gráfica del mismo nombre escrita por Charles Forsman y el final se corresponde al del libro, el director Jonathan Entwistle su deseo de continuar de alguna manera la serie ya había hablado de.

Pues bien, parece que nuestros deseos se hicieron realidad, pues la cuenta oficial de netflix en Japón publicó esto:

Si tu conocimiento de hiragana y katakana no es tan profundo, básicamente la leyenda nos dice que por decisión de producción ya fue aprobada la segunda temporada del show, con un clip de 5 segundos del final de la primera. YEEEEESSSSSSSSSS.

En una entrevistaJonathan Entwistle dio algunos detalles acerca de lo que tenía pensado si Netflix llegaba a aprobar otra temporada:

“Estamos viendo cómo podemos seguir el tono del programa, pues esencialmente hemos terminado la historia de Chuck. Cómo podríamos hacer The End of The F***ing World y mantenerlo fresco y emocionante para todos? Ese es el reto. Creo que una temporada 2 debería involucrar a James y Alyssa de alguna manera. Me encanta el mundo de ellos en la carretera, haciendo algo en un mundo extraño. Cualquier historia los mantendrá a ambos en algún lugar”.

Aunque las noticias de la renovación aún no han llegado al resto de las cuentas de redes sociales de Netflix, esperamos que pronto se dé a conocer mucha más información, así que nos quedamos con los dedos cruzados mientras

Despues de leer, ¿qué te pareció?