¿Quién no conoce a Sailor Moon, una de las series animadas más famosas de la historia? Al aire po primera vez entre los años 1992 y 1997, la serie sigue las aventuras de su protagonista Usagi Tsukino, una estudiante de secundaria que tiene el poder de convertirse en el personaje titular, y quien junto a un equipo de soldados Sailor, defienden la Tierra contra una variedad de malvados villanos mientras vemos cómo Usagi pasa a ser una colegiala emocional a una joven adulta responsable.

Pero quizás muchos no estén familiarizados con la quinta y última temporada de Sailor Moon, llamada Sailor Moon Sailor Stars: los primeros seis episodios el equipo de guardianes se encuentran con la Reina Nehelenia una vez más, mientras que los 28 episodios restantes adaptan el material del manga Sailor Moon de Naoko Takeuchi, en el que las Sailor Guardians se unen a un grupo llamado Sailor Starlights.

Lo interesante de Sailor Stars es que sus protagonistas aparecen como un trío de pop idols (así com si fueran una agrupación de k-pop o j-pop) llamado Las Tres Luces, y que se inscriben en la misma escuela secundaria de Usagi. Llamados Seiya, Yaten y Taiki, parecen ser un trío de atractivos jóvenes talentosos, lo cual sería más que suficiente, pero rápidamente se hace aparente que están cumpliendo una doble tarea en la Tierra como alienígenas interestelares que buscan a su princesa desde el espacio.

Sailor Moon Sailor Stars. Imagen: Sailor Moon Wiki

Sailor Moon Sailor Stars. Imagen: Sailor Moon Wiki

¿Lo mejor de todo? En realidad son mujeres, transformándose en sus identidades femeninas cuando están listas para luchar como Sailor Star Fighter, Sailor Star Healer y Sailor Star Maker. Como si fueran un trío de drag queens o extraterrestres trans que se alimentan de su girl power para defender la galaxia. ¿Qué mas podemos pedir?

Además de buscar a su princesa, este trío representa una interesante trangresión de roles de género y sexualidad: durante la serie, Seiya se enamora de Usagi, y Mamoru en esta temporada está apropiadamente ausente (está “estudiando en Estados Unidos”), lo cual crea un conflicto interesante una vez que nos enteramos que ese bishounen es en realidad una mujer alienígena. Spoiler alert: Sailor Moon lo rechaza tiernamente en vez de meterse en problemas de infidrlidad, así que además de enseñarnos de la flexibilidad de géneros, también sirve como un ejemplo de cómo aceptar a las personas y respetar sus sentimientos.

Así que si aún no le has dado un vistazo a esta temporada, te recomendamos que busques en Internet, pues no vas a arrepentirte.

Despues de leer, ¿qué te pareció?