Si hacemos memoria a lo que era la escena musical indie de principios de la década los años 2000, recordaremos sin duda que una de las bandas más sonadas de la época eran The Strokes, quienes junto a The Killers, Yeah Yeah Yeahs y muchos más fueron el soundtrack de muchos de nosotros en ese momento.

Sin embargo, luego del lanzamiento del libro Meet Me in the Bathroom: Rebirth and Rock and Roll in New York City, 2001–2011, de la autora Lizzy Goodman hace unos meses atrás y que detalla la historia del nacimiento de bandas indie neoyorquinas a principio de la década del 2000 tales como The Strokes, Yeah Yeah Yeahs, LCD Soundsystem, Interpol y Vampire Weekend parece que se han revivido ciertas enemistades. Hace algunos meses atrás, Nick Valensi de The Strokes comentó que en el momento de su mayor popularidad comentaban entre los miembros de The Strokes que eran mucho mejores que The Killers:

“Solíamos tener conversaciones que eran como ‘Dios mío, de verdad creo que nuestras canciones son mucho mejores que Mr. Brightside de The Killers, pero qué mierda pasa que todo el mundo está escuchando eso?'”

Y ahora, al parecer otro de los músicos que sonaban bastante en esa era, Ryan Adams, está leyendo el libro, y se encontró con la sección en la que supuestamente The Strokes decidieron alejarse de él pues Albert Hammond Jr. estaba tratando de superar su adicción a las drogas, y en ese entonces, Adams consumía heroína. La noticia no le cayó muy bien a Adams, que se dedicó a publicar una serie de mensajes en Twitter esta tarde, respondiendo a los alegatos, y diciendo entre otras cosas que debió haberlos hecho “adictos a escribir mejores canciones”.

Además de referirse al… erm, exceso de peso de Julian Casablancas (“¿qué va a hacerme? ¿Sentarse encima de mí?”) Adams también dio a entender que tanto Hammond como Casablancas usaban heroína igual que él, que a nadie le gustan las canciones de The Voidz y que Albert Hammond Jr. es un peor compositor de temas que su padre. En fin, se descontroló, y acá les dejamos los tweets:

Hasta los momentos, ningún miembro de The Strokes ha respondido a los tweets, pero mientras tanto, estaremos sentados con un montón de palomitas de maíz a esperar qué sucede.

Despues de leer, ¿qué te pareció?