Russel Cameron es un artista autodidacta basado en Brooklyn que crea esculturas realistas de partes amputadas del cuerpo humano, que muestra casi como trofeos. En su serie Flesh and Bone, el artista transforma arcilla, pintura, madera y metal en piezas perturbadoras en su detalle, convirtiéndolas en objetos extraños, que parecen haber sido extraídos de cuerpos deformes.

Entre las influencias de Cameron se encuentran temas de horror y fantasía como los del pintor polaco surrealista y distópico Zdzislaw Beksinski; el holandés Hieronymus Bosch y H.R. Giger, el pintor biomecánico. Uno de los elementos más impactates de su obra es cómo logra imitar con precisión la carne humana. Este trabajo minucioso hace que cada pieza sea provocadora y perturbadora a la vez, pues nos abren la puerta a un mundo anormal en donde imaginamos a las criaturas pseudo-humanas a las que todos estos miembros estaban unidos.

Los detalles son los que permiten que las esculturas que se siente tan reales: desde las mínimas variaciones en tonos de piel, la colocación exacta de arrugas y pliegues y hasta la curvatura y coloración de las uñas nos dan información suficiente para que creemos una narrativa completa para cada pieza.

Como parte de la muestra, el artista se encuentra experimentando un poco más allá, pues además de miembros amputados vemos pequeñas criaturas deformes con movimiento gracias al uso de materiales más flexibles como el silicón y a la tecnología de los animatronics. Las nuevas esculturas dan un nuevo paso en el realismo de Cameron, pues cubiertas de un material viscoso, parecen recién nacidas de la oscuridad, conviertiendo al trabajo de Cameron en una glorificación de la belleza y lo grotesco.

Russel Cameron - Flesh and Bone

por Russel Cameron

Russel Cameron - Flesh and Bone

por Russel Cameron

Russel Cameron - Flesh and Bone

por Russel Cameron

Russel Cameron - Flesh and Bone

por Russel Cameron

Russel Cameron - Flesh and Bone

por Russel Cameron

Russel Cameron - Flesh and Bone

por Russel Cameron

por Russel Cameron

por Russel Cameron

Despues de leer, ¿qué te pareció?