Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Music

Rosalía es la bad girl del flamenco urbano en su nuevo video, “Malamente”

Rosalía. Fotografía: Berta Pfirsich
Words mor.bo

Con su primer disco, Los Ángeles, lanzado a principios del 2017, la cantante española Rosalía se consagró como una de las artistas revelación del neoflamenco gracias a temas como De Plata, Catalina o Te Venero, y ahora la barcelonesa ya se encuentra preparando lo que será su próxima producción discográfica, esta vez de manos de El Güincho.

Si bien es cierto que aún no sabemos mucho acerca de ese giro sonoro que tndrá el álbum, que llevará como nombre El mal querer, la cantaora ha dicho que aunque se quedará en el terreno del flamenco, también se abrirá a nuevos horizontes musicales.

Prueba de ello es Malamente, el primer tema y video de ese disco, que se estrenó hace pocos momentos bajo la dirección de Nicolás Méndez y la producción de CANADA, y en donde Rosalía está acompañada de crew de bailarines mientras vemos imágenes de lo que parece ser una escuela de pequeños toreros, una impactante secuencia en donde la cantante monta una motocicleta que simula ser un toro en plena corrida, y hasta un fiel del nazareno transformado en skater.

Sin duda, el sonido del flamenco sigue en el fondo del track, que nos trae más elementos electrónicos y urbanos para una canción de menos de tres minutos, y que nos deja con ganas de escuchar más de El mal querer. Mientras tenemos más noticias del disco (del que se rumora que incluso podría participar Pharrell Williams) los dejamos con el video de Malamente:

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 13
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • 2
    WTF!
  • Me confunde
No gender t-shirt

MOR.BO × Skinitchi

$15.000
Limpiar

¿Podrías estar sufriendo de anorexia sexual sin saberlo? Los adictos al sexo se “sobrealimentan” a través de la promiscuidad o el comportamiento de alto riesgo, los anoréxicos sexuales se “mueren de hambre”, negándose a sí mismos el placer de las relaciones, las citas, el amor y una conexión genuina con los demás. + More