En el clima político actual, parece que viviéramos en una atmósfera entre la disociación y el desmembramiento de la realidad: la guerra y el sufrimiento en el mundo occidental parecen escenarios lejanos que sólo suceden en las noticias. Es por ello que el fotógrafo irlandés Richard Mosse utiliza su cámara como una herramienta para expresar sus frustraciones con el ambiente que lo rodea, así como para cambiar las percepciones de lo que conocemos como fotografía documental. Utilizando equipos fotográficos de grado militar, Mosse busca darle a sus imágenes un tinte político:

“Son herramientas muy frías y brutales, diseñadas para el campo de batalla… usarlas estéticamente es como trabajar contra ellas. Utilicé una cámara militar para tratar de ver a los refugiados de la manera en que nuestros gobiernos los ven. Quería utilizar la tecnología para crear una forma de arte inmersiva y humanista con el fin de revertir las narrativas de los medios de comunicación y abordar la crisis de los refugiados en un formato mucho más emotivo y visceral”

Para su nueva muestra fotográfica, titulada Incoming, Mosse capturó imágenes de la crisis migratoria que se vive en el Oriente Medio, el Norte de África y Europa. La cámara detecta cuerpos humanos a grandes distancias con tecnología térmica, transformándolos en avatares brillantes, alejados de cualquier identidad que pueda definirlos.

Sin color y sin detalles, las fotos son extrañas e irrepetibles versiones de la realidad, silenciando al espectador y haciéndolo consciente de su voyeurismo y complicidad, recordándonos que el arte no sólo puede hacernos abrir los ojos, sino enseñarnos nuevas formas de ver la realidad.

Incoming

Fotografía: Richard Mosse

Incoming

Fotografía: Richard Mosse

Incoming

Fotografía: Richard Mosse

Incoming

Fotografía: Richard Mosse

Incoming

Fotografía: Richard Mosse

Incoming

Fotografía: Richard Mosse

Incoming

Fotografía: Richard Mosse

Despues de leer, ¿qué te pareció?