Si hay un debate del cual siempre hemos escuchado y cuyos partidarios (de lado y lado) siempre terminan discutiendo eternamente, es acerca de los pros y los contras del consumo de alcohol y de cannabis: mientras los partidarios de la bebida defienden su legalidad como prueba de que una cerveza jamás le hizo daño a nadie, los potheads siempre listan los aparentemente infinitos beneficios de fumar un poco de hierba.

Ahora, veremos realmente lo que dice la ciencia, pues la página IFLScience decidió reunir en un solo lugar todos los estudios existentes al respecto para saber hacia qué lado se inclina la balanza. El website explica que antes de ofrecer cifras, hay muchos factores en conflicto que dificultan la comparación directa entre el alcohol y la marihuana que van más allá de sus estatus de legalidad: mientras que existen décadas de investigaciones que examinan los efectos y peligros del alcohol, la ilegalidad de la marihuana significa que los estudios que analizan su impacto son increíblemente limitados.

Prende un cigarro de weed, es mejor que beber un trago. Imagen: Tumblr

Prende un cigarro de weed, es mejor que beber un trago. Imagen: Tumblr

Para empezar, la marihuana parece ser mucho menos adictiva que el alcohol: de acuerdo con una encuesta realizada a 8.000 personas, un 15% de ellos fueron calificados como adictos al alcohol en comparación con los adictos al weed, que sólo llegaban al 9%. Tan sólo aquellos que fumaban marihuana mezclada con tabaco, se volvían mucho más adictos por los efectos de la nicotina, llegando a un número increíblemente alto: 32%.

En cuanto a sus efectos sobre la salud, es bien conocido que el alcohol está relacionado con varios tipos de cáncer (desde la boca hasta el hígado e incluso el páncreas), mientras que muchos sostienen que el cannabis hace totalmente lo contrario, utilizándose incluso como parte de terapias alternativas contra el cáncer. Sin embargo, aún no se ha probado de manera oficial el verdadero efecto de la sustancia en el cuerpo: las evidencias aún no son concluyentes de acuerdo a estudios clínicos hechos directamente en células cancerígenas.

Pero de lo que sí existen pruebas numerosas y fehacientes es del profundo daño que el alcohol causa, y no sólo comparado con la marihuana: Gracias a los resultados de muchísimas investigaciones, el alcohol ha sido clasificado como la droga más dañina que existe, incluso comparada con sustancias como la heroína y el crack, que ocuparon el segundo y tercer lugar en este estudio, cuya escala toma en cuenta riesgos individuales y sociales generados de su consumo. En la lista, la marihuana ocupó el octavo lugar. Además, hay algo importante a considerar: alrededor del mundo, el alcohol causa más de 3.3 millones de muertes cada año… y aún así, sigue siendo legal, y jamás ha sido tan demonizado socialmente como la marihuana. Así son las cosas.

Despues de leer, ¿qué te pareció?