Espera un poco!

No tienes nada aún.

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Q&A con el fotógrafo Matthew Morrocco: “El futuro le pertenece a aquellos que dominan el lenguaje visual”
Abdu. Fotografía: Matthew Morrocco

Q&A con el fotógrafo Matthew Morrocco: “El futuro le pertenece a aquellos que dominan el lenguaje visual”

Words Mirangie Alayon

En la última década, la palabra selfie ha tomado distintas connotaciones. Lo que en un principio fue concebido como un simple anglicismo para describir un autorretrato tomado (en su mayoría) con nuestros teléfonos, poco a poco fue transformándose en una discusión a todo nivel acerca de la generación millennial y su aparente obsesión narcisista, para luego volverse en un objeto de empoderamiento propio, y a veces hasta una amenaza contra el arte, a veces literal.

Hoy en día ya nos encontramos viendo esas imágenes con diversas lecturas, pero una de las más populares es que la imagen en esta era es el mejor medio para autodefinirnos. En especial cuando es a través de los ojos de alguien más, como si el fotógrafo y su cámara establecieran esa relación interpersonal al capturarnos con su mirada y obturador. El fotógrafo neoyorquino Matthew Morrocco tiene una manera especial de hacerlo, con imágenes en donde nos muestra a hombres gays desnudos de todas las generaciones mientras él mismo se incluye en una esquina de las fotos y haciéndonos al mismo tiempo observadores tanto accidentales como intencionales de su encuadre.

Para Morocco, la forma en que la fotografía encuentra su camino en nuestras relaciones es un tema fascinante, pues cuando tomas una foto de un amigo y la publicas en redes sociales, se convierte en parte de esa amistad, creando un lenguaje alrededor de ellos de manera consciente o inconsciente. Recientemente conversamos con él para hablar sobre el poder de la fotografía, de la importancia de hacer capturas que se sientan reales, y por qué el futuro le pertenecerá a quienes manejen el lenguaje de la imagen.

“Compongo imágenes a partir de lo que está delante de mí. Eso incluye imágenes de la historia del arte que conjuro en el momento. Las fotografías solo pueden ser reales cuando el contenido es verdadero”.

¿Qué te atrajo del tema de la identidad gay no solo como una forma de retratar a los jóvenes, sino a los hombres de diferentes generaciones?

Es importante que todo tipo de personas, incluidas las diferentes generaciones, estén representadas en el arte. El arte y la representación ayudan a las personas a verse a ellos mismos más claramente y de esa manera, vivir más plenamente. Las personas viven mucho más de lo que solían hacerlo y es importante que las generaciones anteriores sean capaces de vivir sus vidas de manera plena y con un interés sostenido en el mundo.

Krista Smith. Fotografía: Matthew Morrocco

Krista Smith. Fotografía: Matthew Morrocco

Blake Jacobson. Fotografía: Matthew Morrocco

Blake Jacobson. Fotografía: Matthew Morrocco

Becky. Fotografía: Matthew Morrocco

Becky. Fotografía: Matthew Morrocco

¿Cómo encuentras a los hombres que fotografías? ¿Cómo logras que tanto ellos como tú estén lo suficientemente cómodos para que cada foto se sienta natural?

Encuentro a los hombres que fotografío en línea. Realmente no hago nada para que la gente se sienta cómoda, por lo general soy muy callado y reservado cuando fotografío. Me concentro en el trabajo, moviendo las luces, configurando la cámara mientras la persona está en la habitación conmigo. Creo que el trabajo parece natural porque normalmente trabajo solo y pasamos por la experiencia completa de hacee la imagen juntos. Puede ser un espacio muy intenso.

¿Puedes contarnos una historia sobre una fotografía en particular que recuerdes y por qué se quedó esa memoria contigo?

Cuando empecé a tomar fotos en serio, hice una serie de fotos de mis abuelos. Recuerdo que era temprano en la mañana y mi mi abuela, a quien no pensé que fuera muy vanidosa, estaba molesta porque estaba tomando fotos tan temprano. Cuando no me detuve, se sacó el clip del cabello y se arregló, preparándose para la cámara. Fue la primera vez que me di cuenta del poder que tiene la cámara: el poder de darle forma a nuestra identidad.

Theresa. Fotografía: Matthew Morrocco

Theresa. Fotografía: Matthew Morrocco

Bryson. Fotografía: Matthew Morrocco

Bryson. Fotografía: Matthew Morrocco

Durante el año pasado, Matthew reunió a un grupo de sus amigos artistas más cercanos con el objetivo de hacer algunos retratos en los que buscaba explorar cómo la fotografía, con el auge de las redes sociales en el siglo 21, ha encontrado su camino en casi todas nuestras relaciones. Hoy en día, las imágenes se intercambian fácil y tangiblemente a la velocidad de la luz, más rápido, incluso, que las palabras.

¿A quiénes fotografiamos? ¿Quiénes se convierten en parte de nuestras historiaas de Instagram? ¿A quiénes seguimos o ignoramos? Con cada publicación y decisión, creamos nuestro propio lenguaje visual, y con esta idea en mente nació la serie Mirror Portraits, para la que diseñó fotografías repetitivas con espejos para imitar la capacidad de las redes sociales de reforzar nuestras percepciones a través de la exposición repetitiva y dramatizar la compleja dinámica de mirar, observar, registrar y reaccionar que forman parte esencial de las relaciones sociales de hoy.

¿Es tu intención convertir a los espectadores en voyeurs o es solo una manera de confrontarlos y atraerlos a tus imágenes de una manera diferente?

Sí, siempre me ha gustado la idea de que el espectador sea un voyeur. Creo que es importante que el acto de ver implique al espectador en la acción, pero siempre a la distancia Es necesario que haya algo en juego para el espectador.

¿Qué te atrajo sobre el uso de los espejos en tu serie Mirror Portraits, y en especial lo que representan en el arte, en la literatura y en la forma en que nos hace desear ser vistos?

Parte de la idea de Mirror Portraits vino de un ensayo de Jorge Luis Borges sobre una biblioteca infinita. En el ensayo, resulta que la biblioteca está llena de espejos y el infinito es simplemente una ilusión. Siempre pensé que esta era una metáfora interesante para Internet. Quizás parece “infinita” de alguna manera, pero la conexión humana también debe ocurrir en la vida real, no solo online. Hay muchas limitaciones en la habilidad de Internet de darle forma a la humanidad.

Elliott. Fotografía: Matthew Morrocco

Elliott. Fotografía: Matthew Morrocco

Emma Sulkowicz. Fotografía: Matthew Morrocco

Emma Sulkowicz. Fotografía: Matthew Morrocco

En una era tan visualmente colapsada y en la que todos sienten que pueden ser fotógrafos con sus teléfonos, ¿crees que la tecnología nos está cambiando, o estamos encontrando nuevas de que la tecnología se adapte a nuestra humanidad y nuestra búsqueda constante de arte y belleza?

No creo que la tecnología realmente haya cambiado nada, además del contenido que la gente maneja con regularidad. Las personas son siempre las mismas, se enojan, aman, pelean y se divierten. Pero la forma en que comunican todos esos sentimientos ha cambiado porque hay nuevas herramientas para comunicarse. La comunicación visual, la ropa que usamos, el arte que colgamos en nuestros hogares, incluso la expresión facial, se volvió más pertinente para la vida cotidiana. El futuro le pertenece a aquellos que dominan el lenguaje visual.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
Magazine SALE!

ISSUE #02

$5.000 $4.250
Limpiar