Si bien es cierto que en los últimos meses la escena española que más ha dado de hablar en el ámbito musical ha sido el trap, no debemos olvidar que del otro lado del Atlántico también hay voces irreverentes que están mandando a la mierda al establishment, al patriarcado, a la heteronormatividad y al look gay y blanco de clase media-alta. Su nombre es Chenta Tsai, es arquitecto, tiene 26 años, y aunque su origen es chino, nació y creció en la capital española.

Podríamos decir que esa es la versión Clark Kent de su alter ego, un superhéroe electropop llamado Putochinomaricón, que se empodera con un portmanteau de insultos para darle una patada por las bolas a la homofobia y al racismo con canciones que tienen títulos como Tú no eres activista, Marikapikapika (con una dosis extra de perreo), No tengo wifi y nuestra favorita, el himno misántropo Gente de Mierda (“Lo escribí cuando estaba paseando por el parque y veía que aunque hubiera mucha mierda de perro en el suelo, los verdaderos trozos de mierda éramos nosotrxs”).

La idea detrás del proyecto Putochinomaricón es darle poco de subversión a lo que Tsai llama el “capitalismo rosa” de la comunidad LGBTI+, de quienes ha sufrido discriminación no sólo por su sexualidad fluida, sino por ser una persona de color. Quiere no sólo reivindicar la lucha de gente como Sylvia Rivera y Marsha Johnson (“no puede ser que la fiesta eclipse la reivindicación”) sino demostrarle a la gente en su cara que su activismo de sofá es inservible, así como la vacuedad de redes sociales como Instagram:

“Instagram es el imperio del narcisismo, por eso lo adoro. Es una plataforma costumbrista y vacía. Muchas veces resulta paródico el contenido tan banal que puede llegar a compartirse. Hay un montón de ‘artistas’ que van de dioses porque copian los estilismos de Lotta Volkova y se creen DJs porque en las fiestas saben darle al botón de play en el Spotify. El ensimismamiento cool me da pereza, especialmente en la industria de la música”.

¿En quién se inspira entonces? Pues en productores como AG Cook y artistas como Grimes, Hidrogenesse, Guille Milkyway, el mago del pop sueco Max Martin, Jay Chou, Timbaland, Pharrell Williams, y Rich Chigga. También tiene algunos íconos referenciales como Ai Weiwei, MIA, Andy Warhol Xavier Dolan, quien dirigió su película favorita: Mommy.

Sus letras suelen hablar de la conformidad de ideologías tóxicas como la sexualidad binaria, así como el mito del amor romántico. Cuenta que gran parte de la culpa de que pensemos de esta manera en la actualidad la tienen los medios y revistas que comprábamos cuando éramos pequeños sin darnos cuenta de lo que estaban inculcándonos.

“Gracias por inculcarnos ideologías heteronormativas de mierda. No estar enfadado en estos tiempos es ser indiferente a todo. También me cabrea que clasifiquen mi música como ‘subnopop’ por el simple hecho de que cante sobre cosas mundanas y me haya llamado así, Putochinomaricón. Odio el purismo, ¿por qué hay que categorizarlo todo?”

En estos días, anda preparando lo que será su primer disco, en donde colaborará con el el chileno Ignacio Redard. Esperamos una bomba molotov ideológica que nos haga mover el cuerpo mientras nos reímos de la patriarquía y vamos construyendo con su desenfado una banda sonora para los verdaderos activistas del futuro. Mientras tanto, nos vamos acostumbrando a este vaporwave violento con sintetizadores.

Despues de leer, ¿qué te pareció?