SACO6

Luego del descubrimiento del VIH y el SIDA surante los años 80, han habido varias series y películas que nos han hablado acerca de lo que significa vivir con la enfermedad, tales como Dallas Buyers Club con Matthew McConaughey; el famoso musical Rent; The Normal Heart con Mark Ruffalo y Matt Bomer, y por supuesto, la inolvidable Philadelphia de Tom Hanks.

Sin embargo, todas estas producciones tienen algo en común: tratar el VIH como algo trágico. Pocas veces vemos esta temática como algo gracioso, pues muchos podrían considerarlo insensible, pero el director Tom E. Brown decidió que era hora de hacer algo diferente y ver el SIDA sin estigmas con una comedia llamada Pushing Dead.

Pushing Dead

Pushing Dead (2016)

En la cinta, un escritor y portero de club VIH positivo lamado Dan Schauble (interpretado por James Roday) lucha para poder recibir los récipes de sus medicamentos después de que un error burocrático lo saca de su seguro. Schauble tiene pánico de que cualquier interrupción de su régimen farmacéutico pueda tener consecuencias desastrosas para su salud, pero mientras navega por el mundo laberíntico de la salud moderna, otras personas en su vida también enfrentan sus propios problemas.

Por ejemplo, su compañera de cuarto Paula (Robin Weigert) está sola y tiene “miedo de todo”; mientras su jefe, Bob, (Danny Glover) está recién separado de su esposa Dot (Khandi Alexander). El director Tom E. Brown (que casualmente es VIH positivo) hace a su audencia circular por adopta un sistema médico cruel y absurdamente estructurado, con un toque de humor negro y mucha humanidad, que muestra cómo las personas luchan y sobreviven en el mundo moderno.

“Es una historia de amor entre un hombre y su enfermedad. No quería escribir un filme acerca del declive de la salud de una persona, sino sobre la vida. Realmente lo veo como una historia de amor para Dan y sobre cómo finalmente comienza a tener una relación cómoda con si VIH.”

Para Brown, la vida es un poco tonta de por sí, así que hacer una pelíicula en donde se enfrentara el VIH y el SIDA desde otra perspectiva fue fácil, en especial porque muchas de las personas que viven con la enfermedad forman parte del mismo estigma de los pacientes. “Es importante mantener un buen balance entre la realidad y la ficción, y hacer una comedia que nos haga no tomarnos tan en serio, pero siendo al mismo tiempo respetuosa.”

Pushing Dead estará participando este año en diversos festivales al rededor del mundo, y se espera que sea estrenada en cines a finales del 2017 o a principios del 2018.

Veamos el trailer de la cinta a continuación:

Despues de leer, ¿qué te pareció?