Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
News Perspectives Pride

Promulgada Ley de Identidad de Género en Chile: Esto es lo que la ley te permitirá hacer, y lo que no

Fotografía: El Desconcierto
Words mor.bo

El día de hoy y luego de una larga lucha legislativa que tomó al menos cinco años, el presidente chileno Sebastián Piñera promulgó de manera oficial la Ley de Identidad de Género, aprobada este año por el congreso y el senado, y que finalmente le da visibilidad y reconocimiento a las personas trans de nuestro país, y quienes de ahora en adelante podrán hacer su cambio de nombre y sexo de manera registral.

Durante el acto, realizado en el palacio de La Moneda y en compañía del ministro de Justicia, Hernán Larraín y de representantes de comunidades LGBTQI+, Piñera afirmó que la ley era un paso adelante:

“Al promulgar esta ley de identidad de género estamos dando un paso adelante, estamos enfrentando nuestro compromiso con la dignidad humana y nuestra obligación moral con quienes durante mucho tiempo han sido injustamente discriminados”.

Por su parte, ONGs como Movilh e Iguales calificaron la promulgación de esta nueva legislación como un hecho histórico en el país, puesto que le permitirá un derecho básico a las personas trans: su identidad. Mientras esperamos que la normativa entre en vigencia lo antes posible, decidimos hacer una lista acerca de las cosas que esta nueva ley permitirá… y las que no. Así que si perteneces al colectivo queer y te interesa saber cómo te afecta la Ley de Identidad de Género, presta atención.

1. Si eres mayor de 18 años, podrás cambiar tu sexo y nombre

Este es el grupo que se beneficia mayoritariamente con la Ley de Identidad de Género, pues antes el proceso era bastante molesto: había que introducir una demanda en tribunales civiles (a través de la ley 17.344), pagarle a un abogado y esperar a ver si el juez de la causa estaba de acuerdo con la petición. Podría tocarte el más amigable con la comunidad LGBTQI+, o el más conservador.

Ahora las cosas se harán con un sencillo trámite administrativo hecho directamente en el Registro Civil con dos testigos. ¡Yay! Además, ellos también se encargarán de actualizar las partidas de nacimiento, y de informar a todas las instituciones públicas y privadas correspondientes del cambio, para que también hagan su actualización correspondiente. Si ya te habías hecho el cambio de nombre con el procedimiento anterior, pues ahora podrás hacer el cambio de sexo.

2. Si eres mayor de 14 años, también podrás hacerlo, pero será más complicado

Acá los pasos se extienden, porque vas a necesitar la autorización de tus padres o de un tutor legal. Y si no la tienes, pues deberás pedir que un juez de familia intervenga en tu caso y efectivamente pueda constatar la fundamentación de tu solicitud, y aprobar que cuentas con las condiciones necesarias para que te sea aprobada. Los mismos Tribunales de Familia serán los encargados de hacer el cambio registral una vez aprobados.

3. Si eres menor de 14 años, la ley queda en deuda contigo

Esta fue una de las discusiones más acaloradas durante el debate para la aprobación de la ley: ¿qué pasa con los niños y adolescentes trans menores de 14 años? En primer lugar, tu identidad de género debe ser respetada, aunque no pueda cambiarse de manera oficial. No puedes ser discriminado ni en tu hogar ni en la escuela.

En el 2017, la Superintendencia de Educación compartió una circular en donde hablaba que los planteles estaban obligados a cumplir la Convención sobre los Derechos del Niño, que fomenta y asegura el desarrollo de los menores en todas sus áreas psicológicas y sociales, incluyendo el uso de su nombre social hasta facilitar “el uso de baños y duchas de acuerdo a las necesidades propias del proceso que estén viviendo, y respetando su identidad de género”.

4. Se prohíbe la discriminación

No importa si el funcionario que te atienda en el registro se opone a quien eres o cómo te identifica: con esta ley, tendrá absolutamente prohibido discriminarte. Además, la normativa te otorga el derecho a la confidencialidad del proceso de cambio, además de la protección de tu identidad de género. Nadie podrá tratarte como si tu identidad fuese una patología, y en caso de ser necesario para los menores de edad, habrán programas “de acompañamiento multidisciplinario” a cargo del Ministerio del Desarrollo y el Ministerio de Salud, quienes se encargarán de acompañar a niños, niñas y adolescentes durante su transición así lo requieren.

5. No necesitas tener cirugía de reafirmación de género

Esta es una de las mejores noticias para la comunidad trans. A diferencia de países como Japón, en donde solo se acepta el cambio registral luego de haberse sometido a una cirugía de reafirmación de género y que se corresponda con el sexo con el que la persona quiera identificarse de ahora en adelante, esta no será una condición para el cambio registral.

6. Si te consideras no-binario, malas noticias

Quizás una de las mayores faltas de esta ley es que sigue manteniendo a pesar de todo el enfoque binario de género, obligando a las personas a clasificarse en el sexo registral con una de dos opciones: masculino o femenino, dejando de lado las interpretaciones de género más fluidas de algunas personas, y lo que demuestra que aún queda mucho trabajo por hacer. Esperemos que en el futuro este grupo de personas pueda ser considerado.

7. Aún hay que esperar para que entre en vigencia

Aunque la promulgación del día de hoy podría hacer creer a muchos que el cambio podría ser inmediato, lo cierto es que hay que esperar un poco más. A partir de hoy, hay que esperar cinco días hábiles para que la ley sea publicada en el Diario Oficial, después de lo cual se contará con un período de seis meses para la creación de los reglamentos necesarios para su implementación. Una vez que estos sean aprobados, deben entrar en vigencia a más tardar en cuatro meses, lo que indica que aún nos toca esperar aproximadamente hasta septiembre del próximo año para que la ley comience realmente a ejecutarse. 🙁

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 11
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • Me deprime
  • 4
    WTF!
  • 1
    Me confunde
No gender t-shirt

MOR.BO × Skinitchi

$15.000
Limpiar

¿Podrías estar sufriendo de anorexia sexual sin saberlo? Los adictos al sexo se “sobrealimentan” a través de la promiscuidad o el comportamiento de alto riesgo, los anoréxicos sexuales se “mueren de hambre”, negándose a sí mismos el placer de las relaciones, las citas, el amor y una conexión genuina con los demás. + More