Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

¿Por qué toda la Internet está obsesionada con el slime?

Slime. Imagen: YouTube
Words mor.bo

Transparentes con aspecto de gelatina; llenos de glitter; metalizados; multicolores; crocantes; con esferas que parecen marshmallows; espumosas; con olor a chicle, a frutas, a chocolate; puedes conseguir millones de tutoriales en YouTube; y en Instagram hay adolescentes y niños que se ganan al menos 500 dólares semanales en ventas. Incluso hay algunas
que se llaman unicorn poop, como si de mierda de unicornio se tratara. ¿De qué hablamos? Pues del fenómeno del slime, esa sustancia pegajosa que se asemeja a un moco, o a una masa increíblemente flexible, y con la que parece estar obsesionada toda la Internet.

Si entras en Instagram y buscas #slime, hay al menos 10 millones de publicaciones al respecto, Hay centenares de cuentas dedicadas a la creación del popular moco, y algunas de ellas alcanzan el millón de seguidores. Eso sin hablar de sus videos, que tienen reproducciones que superan los 5 millones o más. La esencia completa y total de estas cuentas son
manos de niños y de mujeres que juegan, amasan, estiran y contraen infinitas variaciones de esta baba brillante, colorida y elástica.

Podría decirse que la tendencia es casi posmoderna en su aparente inutilidad. Si bien es cierto que no nos hubiésemos imaginado que era posible encontrar relajación y comfort en miles de videos en donde vemos a personas haciendo y amasando sin parar estas estos encantadores mocos, lo cierto es que cuando vemos las noticias y nos damos cuenta de que vvimos pegado a una pantalla de algún dispositivo móvil, no podemos juzgar a nadie por sentirse atraído por la naturaleza hipertáctil, inofensiva y primordial del slime.

Quienes crecieron en los 80 y los 90 probablemente no serán neófitos con la experiencia de este tipo de juguetes que simplemente nos invitan a distraernos estirando y contrayendo en un infinito momento de zen. Los mocos como juguete siempre han sido populares en cada generación, y ahora parece que tienen un beneficio extra, pues para algunos, los videos desencadenan una reacción ASMR (respuesta meridiana sensorial autónoma), esa sensación de hormigueo en el cuero cabelludo que produce cierto tipo de estimulación auditiva, olfativa o visual, y además generan una especie de calma y satisfacción. Hasta el mismo Beck se aventuró con un video de slime para su sencillo Colors.

Según explica Craig Richard, profesor de ciencias biofarmacéuticas en la Universidad de Shenandoah, la experiencia sensorial sutil provocadas por los videos de slime probablemente crean una sensación de intimidad para los espectadores.

“Estos videos nos relajan porque estamos programados para ser calmados por personas que pueden brindarnos atención. Son visualmente relajantes, suenan como el susurro suave de un pincel contra el papel y, sí, los dedos aplastados en slime pueden generar la idea de  de estar en un ambiente íntimo. Es probable que liberen en nuestro cerebro neurotransmisores y hormonas específicos que nos calman, posiblemente oxitocina, endorfinas, dopamina y serotonina”.

Wow. Como si eso fuera poco, la fórmula que combina diversos ingredientes como bórax, detergente líquido, fécula de maíz, jabón, goma de pegar y colorantes ha convertido en emprendedores a una serie de niños y jóvenes: Katharina Weischede, una neozelandesa de 11 años, despacha slime alrededor del mundo en su tienda Etsy; la norteamericana Karina García se compró el año pasado una casa de seis habitaciones en California gracias a sus 8.3 millones de suscriptores en YouTube, y en Instagram, Theresa Nguyen, una adolescente, gana unos USD $3000 al mes vendiendo a sus seguidores slime de todo tipo. Mejor que la serotonina, ¿no?

En todo caso, cualquiera sea le motivo, hay hay algo intrínsecamente reconfortante acerca de los estímulos que nos llegan  a través del slime a un nivel profundo y primitivo. Nuestra cultura saturada de pantallas está experimentando una crisis de fisicalidad, así que tal vez la respuesta sea experimentar (sí, a través de una pantalla, ¡oh ironía!) algo más básico y táctil que nos haga sentir más humanos. Y si eso termina siendo un montón de moco elástico con glitter de estrellas y colores espaciales que nos haga sentir que estamos jugando con mierda de unicornio que nos hace sentir relajados y felices, bienvenido sea.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

1 part of a new slime we’re releasing tomorrow 💧

Una publicación compartida por OG Slimes, Inc. (@slime_og) el

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 7
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • WTF!
  • 3
    Me confunde
Magazine

ISSUE #02

$5.000
Limpiar

Jair Bolsonaro en entrevista con Ellen Page: “Creo que es un asunto de comportamiento. Cuando era joven, en términos de porcentajes, había pocos gays. Con el tiempo, debido a las libertades, a las drogas y a las mujeres trabajando, aumentó bastante el número de homosexuales” + More