The Sexiest People are Thinkers

Las máquinas expendedoras de alimentos y golosinas en China están llenas de tallarines instantáneos, goma de mascar, chocolates y latas de refrescos, pero en un par de universidades, también pueden conseguirse kits de prueba del VIH.

De acuerdo con la agencia de noticias Xinhua, la Universidad Médica de Harbin se convirtió en la segunda institución educativa de la provincia de Heilongjiang (al norte del país) que vende los kits a través de máquinas expendedoras, uniéndose a la Universidad de Harbin de Ciencia y Tecnología.

Fotografía: Wang He / Getty

La iniciativa forma parte de un plan de prevención del VIH llevado a cabo por la Asociación China de ETS y Prevención y Control del VIH / SIDA (CASAPC), quienes desde el año pasado se encuentran instalando nueve de estas máquinas expendedoras especializadas en cinco universidades de toda China.

Los estudiantes pueden adquirir los kits por 30 yuanes (unos $5 dólares), lo cual representa casi 10 veces menos que valor de mercado de la prueba, y dejan sus muestras de orina en un depósito especial de la máquina especializada, que más tarde son recogidas por miembros del CASAPC, quienes realizan las pruebas y luego le dan los resultados a los estudiantes vía web a través de un código único, garantizando que el proceso sea completamente anónimo.

Aunque China no es uno de los países con más prevalencia del VIH, se estima que en el último año la cantidad de personas infectadas entre los 15 y los 24 años se ha multiplicado por cuatro, razón por la que las autoridades locales han buscado una opción amigable para la prevención y detección temprana, en especial para los hombres homosexuales, que son el grupo más vulnerable en ese país.

Despues de leer, ¿qué te pareció?