Mr. Robot, por USA Network

Imagen: USA Network

A veces, la revolución es televisada: hace un año llegó a nuestras pantallas Mr. Robot, una serie escrita y producida por Sam Esmail, un guionista egipcio-norteamericano que inesperadamente capturó la atención de los críticos y la audiencia con un programa de televisión que con tan sólo 10 episodios ha logrado entrar en la reducida lista de los mejores dramas del 2015.

El protagonista de la serie es el actor Rami Malek, quien encarna a Elliot Anderson, un joven programador que trabaja como ingeniero de ciberseguridad en la firma Allsafe, y quien lucha de manera constante con un desorden de ansiedad social y depresión que guían sus pensamientos a través de la paranoia, por lo que su método para conectarse con otras personas es hackearlos: es la forma más segura de saber cómo piensan y funcionan.

Este modus operandi lo lleva a convertirse en un hacker vigilante, razón por la cual es descubierto por Mr. Robot, el misterioso líder de un grupo anarquista de hacktivistas llamado fsociety. ¿Su misión? Acabar con una de las corporaciones más grandes del mundo, E Corp, y eliminar la existencia de deudas para todo el planeta. El único problema para Elliot es que E Corp es el principal cliente de Allsafe, proporcionándonos el primer dilema moral de la serie.

Mr. Robot y el acontecer actual

Sin duda, los temas en Mr. Robot son más actuales que nunca: grandes deudas, anti-establishment, tráfico de influencias, poder en las manos equivocadas, hackers y privacidad inexistente. Pero sobre todo, la profunda soledad humana del siglo 21. Este es un thriller que nos seduce con temas familiares y herramientas narrativas sacadas de los mejores trabajos de Stanley Kubrick y David Fincher, pero dándonos al final una parábola moderna y original sobre el hombre, el poder, la tecnología y la moral.

Si bien las injusticias sociales son la mecha que enciende el fuego, Mr. Robot no sería lo mismo sin Elliott, sus conflictos, su confusión y mirada inmensa y expresiva que nos dice cuán atrapado se encuentra. Esmail nos presenta a un personaje principal solitario y recluso, plagado por la soledad y la paranoia, cuya voz en off habla con los televidentes en cada capítulo, ofreciéndoles sus vulnerabilidades.

En cada episodio, navegamos el mundo de Mr. Robot a través de los ojos perturbados y confusos de Elliott, quien busca descifrar los misterios que se desenvuelven a su alrededor mientras los demonios de la ansiedad, la depresión y el desorden de identidad disociativa lo plagan de manera constante. Elliott le miente a su terapeuta, a su mejor amiga y a sí mismo para tratar de descubrir de qué está hecho, pero también para crear la distancia suficiente que le permita cumplir con las tareas que debe realizar para fsociety.

Mr. Robot y Elliot, por USA Network

Fotografía: USA NEtwork

El personaje de Mr. Robot (interpretado por Christian Slater) es una de las partes más importantes de la serie. El carismático líder de fsociety es un seductor anárquico cuya obsesión por el caos económico y social es el único motivo de su existencia, y no pasa mucho tiempo para que se convierta en el compañero y guía de Elliot: es su compás, su panfleto revolucionario y su paladín justiciero con pies de barro. Pero también se convierte en una pesadilla de la cual no puede escapar, pues pertenecer a fsociety es un compromiso de por vida.

Elliot Anderson y sus transtornos

Si bien todos los trastornos mentales de Elliot forman parte importante de la narrativa de la serie, los mismos son tratados con el respeto que se merecen. Aunque como audiencia nos encontremos arrinconados junto a él, sumergidos en el delirio de la paranoia y el miedo de un encuadre cerrado, sabemos que no está loco. Sabemos que Elliot está luchando y que busca recordar constantemente, pues está haciendo lo correcto en un mundo lleno de mierda y corrupción en donde él es nuestra tabla de salvación moral.

Sin embargo, hay momentos de la primera temporada que nos hacen dudar sobre las motivaciones de fsociety, Mr. Robot y Elliot. ¿Hasta dónde llega el delirio? ¿Es cierto todo lo que ve y lo que dice Elliot? Al igual que Edward Norton y Brad Pitt en la película Fight Club, nuestro héroe parece desdoblarse en dos personas diferentes, que trabajan paralelamente como Dr. Jekyll y Mr. Hyde. ¿Es acaso Elliott Mr. Robot?

Rami Makel como Elliot Anderson por USA Network

Imagen: USA Network

El mundo de la serie finalizó su primera temporada en llamas, con un desplazamiento de poderes que aún claman por lo que les pertenece. No sabremos lo que nos espera hasta el próximo 13 de julio, cuando se estrena la segunda temporada de la serie. Y aunque es ambicioso esperar la revelación de muchas de las interrogantes que quedaron pendientes en la primera, quizás podamos descubrir entre líneas si el Mr. Robot de Christian Slater es el suplente de una de las personalidades de Elliot, al igual que el ángel y demonio en el cual nuestro protagonista parece confiar ciegamente.

¿Quién es Mr. Robot?

Hasta los momentos, sólo una idea. Pero una que está en todas partes.

Despues de leer, ¿qué te pareció?