Espera un poco!

No tienes nada aún.

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Nuevo manual de la Iglesia chilena prohibe “tocar en los genitales” y “besar en la boca” a los niños

El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati. Fotografía: AFP
Words mor.bo

El fin de semana pasado, el Papa Francisco finalmente expulsó de la Iglesia Católica al pederasta Fernando Karadima, una de las figuras religiosas más prestigiosas del país y condenado por abuso sexual a menores cometidos en las décadas del 80 y 90, en una noticia que llegó de manera bastante tardía para sus víctimas.

Cuando la fiscalía de Chile aún se encuentra investigando más de 158 personas por casos de abusos sexuales en los que se encuentran involucrados obispos, sacerdotes y laicos vinculados a distintas diócesis y más de 266 víctimas de las cuales 178 son niños, niñas y adolescentes, parece que la Iglesia aún no aprende, pues recientemete fue descubierta en la página web del Arzobispado de Santiago un documento firmado por Ricardo Ezzati, donde se señalan algunas medidas y recomendaciones para que sacerdotes no se vean envueltos en escándalos.

El escrito, titulado Orientaciones que fomentan el buen trato y la sana convivencia pastoralconsta de siete principios básicos que los religiosos deben seguir para una conducta idónea. Sin embargo, al juzgar el punto referente a “Muestras de afecto”, está claro que la Iglesia considera el abuso sexual como una señal de afecto: dicen que los sacerdotes deben evitar “abrazos demasiado apretados”; “dar palmadas en los glúteos”; “tocar el área de los genitales”; “recostarse o dormir junto a niños”; “dar masajes”; “abrazar por detrás”; y “besar en la boca” a niños, niñas, adolescentes y personas vulnerables.

En otro apartado del texto se hace referencia a “conductas que pueden ser malinterpretadas y que, por lo tanto, hay que evitar”. De esta manera, los sacerdotes deben evitar “violar la privacidad, mirando o sacando fotos, mientras los niños, niñas, adolescentes o personas vulnerables estén desnudos, se visten o se duchan”; “usar lenguaje inapropiado y soez”, y claro, “cualquier material sexualmente explícito o pornográfico es absolutamente inadmisible”.

¿De verdad debe haber un manual para decirles que no hagan estas cosas? Increíble. En todo caso, el documento solo sobrevivió unas horas en Internet después de la avalancha de críticas, y el Arzobispado respondió que se trataba de un manual “hecho de acuerdo con estándares internacionales” y que no representaba una versión final, pues tenían la intención de corregir “ciertos contenidos que fueron traducidos de forma literal y que no son adecuados o que se prestan para interpretaciones incorrectas”.

En todo caso, vale la pena destacar que en el texto, el Arzobispo Ezzati ni siquiera se refiere al los casos de abuso sexual de la Iglesia como tales, sino como “señales equívocas” o “hechos dolorosos”. Nos preguntamos si eso también terminará corregido.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 5
    WTF!
  • Me confunde
Canvas SALE!

MOR.BO × Lin Zhipeng

$6.000 $5.100