Se habla de ellos como una de las bandas revelación del año. A finales del 2015 editaron su primer disco Nonato Roo luego de presentar las canciones en concierto y permitirle a sus fanáticos ir descubriendo poco a poco lo que se traían, como gotas de música que entraban en nuestros oídos. Hace poco estuvimos conversando con Simón Campusano, vocalista de Niños del Cerro, en la previa a su presentación en el Festival Neutral 2016.

“Estamos en una etapa bien entretenida como banda, hemos vuelto a pasarlo bien como amigos.”

Entre tocatas con agrupaciones amigas y algunos shows más grandes, Niños del Cerro preparan lo que será su segundo disco, y quisimos conocer más de cerca el proceso creativo y también de cómo viven el día a día siendo una banda.

“Siempre he pensado que todo ese amor que recibimos logra compensar todas las rabias y dolores de cabeza que pasamos al momento de gestionar las cosas que hacemos como banda” — habla Simón sobre la efervescencia de los fans de Niños del Cerro y la diferencia entre tocatas y shows más amplios, como el pasado festival El Rito en La Cúpula — “Lo de tocar en escenarios más grandes es complicado, sigue siendo algo muy nuevo para nosotros pero siento que de a poco estamos aprendiendo a manejar esa distancia y ese día en La Cúpula resultó súper bien.

Es fome estar tan lejos del público, es cierto, pero también es fome que te pisen los pedales y que te peguen con el atril de micrófono en la cara, como nos pasó muchas veces en el pasado. De todas formas seguimos teniendo esa cercanía que dudo que se pierda”.

¿De qué manera se da el proceso creativo para generar nuevos temas?

“Las canciones las compongo solo, en casa, pero dejando bastante espacio para que el resto de la banda se involucre después. Una vez que tengo la idea más armada y con los márgenes de la canción más o menos delimitados, la presento al resto de la banda. Siempre se recogen ideas de todos durante los ensayos, las que me llevo de vuelta a mi pieza y las ordeno. Ahí ya tenemos una canción más o menos terminada”.

Con más de 8.445 oyentes en Spotify, principalmente de Chile, Perú y México, tuvimos curiosidad por saber más de las metáforas de José de Los Rayos y Las Palmeras, parte de su primer álbum Nonato Coo.

José de los Rayos es el nombre de un profe que tuvimos el Nacho y yo en el colegio, de toda la vida. Fue nuestro primer profe de música y de varias asignaturas. Una vez nos contó que su mamá le puso así porque tuvo complicaciones en el parto y se encomendó a la Virgen de los Rayos para que todo saliera bien.”

Fotografía: Facebook de Niños del Cerro

Fotografía: Facebook de Niños del Cerro

“En realidad, la letra de la canción habla de algo completamente distinto, mucho más personal y oscuro, pero decidí usar ese nombre porque siempre me llamó la atención y elegí hablar en tercera persona sobre algo bien íntimo.

Sé que el profe debe cachar que estamos tocando y todo eso porque seguimos teniendo contacto con sus hijos que eran compañeros nuestros en el colegio, pero no sé si habrá escuchado la canción. En todo caso él es músico, bien de raíz folclórica así que demás que le podría gustar el tema o el disco.

Las palmeras literalmente se ven desde la ventana de mi pieza, desde donde estoy respondiendo esta entrevista. Son tres antenas de celulares instaladas en un peladero justo frente a mi casa, que además salen en la carátula del disco. Es una postal bastante común por estos lados, igual siento que ya he hablado mucho sobre esto, (risas).”

Oriundos de la comuna de La Florida, pasan los fines de semana entre tocatas, carretes y bajones con amigos como Paracaidistas, Planeta No, Animales Extintos y otras bandas que han sido listadas como la nueva generación de la música chilena, con quienes al parecer la comida forma parte importante de los encuentros.

“Nos juntamos bien seguido en la oficina de (el sello disquero) Piloto, en Plaza Italia. La mayoría de las reuniones terminan con un bajón en el Baquedano, vacilando la escalopa de dos lucas con papas fritas y huevo.”

“La casa de Blondi, en Recoleta, es otro punto de encuentro más o menos frecuente pa nosotros y pa varios amigos de otras bandas. Ahí se grabó parte del video de El Campo de Planeta No. Lo fome es que siempre terminamos boxeando con unos guantes que pillamos en el patio, y eso nunca termina bien.”

“Por otro lado, con el Pepe acabamos de terminar de grabar el EP debut de Animales Extintos, otra banda amiga floridana con quienes hemos recorrido todo Santiago buscando equipos prestados y comiendo entre medio. Ellos además nos llevaron a la mejor picá ever: Punto Fénix, incipiente franquicia de comida rápida casera, con locales en La Florida y Puente Alto.”

Luego del lanzamiento de su primer disco, la banda ha estado de gira por el país, y ahora están listos para ser parte del Festival Neutral. Este vendría siendo el show más importante en lo que va su carrera, y quién sabe, podría convertirse en un auspicioso inicio para las negociaciones con el Lollapalooza 2017.

¿Cómo se preparan para este show el 13 de agosto en Matucana 100?

“Ensayando muy piola en realidad, como los ensayos previos al lanzamiento del Nonato Coo fueron tan intensos ahora andamos bien relajados respecto a eso. Estamos más concentrados en armar los temas pal disco nuevo. Además se acaba de incorporar un nuevo integrante en los sintes, Diego (CVSPER para quienes siguen la música electrónica local) así que estamos en una etapa bien entretenida como banda, hemos vuelto a pasarlo bien como amigos.”

Escuchemos el exitoso álbum Nonato Coo a continuación:

Despues de leer, ¿qué te pareció?