Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Photography

Nick Gavrilov: Retratos de delirio y ácido desde las entrañas del club más demente de San Petersburgo

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov
Words mor.bo

Hace unos siete meses, la escena nocturna de San Petersburgo comenzó a florecer de maneras inesperadas luego de la apertura de un club llamado Клуб, que literalmente se traduce como club. El local que los jóvenes de la ciudad describen como “el más salvaje de Rusia” vive en una vieja fábrica de ferrocarriles que fue abandonada luego de la caída de la Unión Soviética, y es una edificación brutalista gigante en donde el ácido y la música electrónica sirven como escape.

Клуб es el primer club DIY de la ciudad, y uno que sirve como segundo hogar a los misfits, los rechazados, los ravers amantes del techno y a la comunidad LGBT, que una vez al mes se apodera del lugar para encontrar la libertad bajo el refugio de la oscuridad en un país en donde sus derechos son continuamente ignorados.

El fotógrafo Nick Gavrilov se ha encargado de capturar con su lente análoga cómo se viven las noches en el local, que también se usa para organizar conciertos, exhibiciones, y lanzamientos de diseño, pero que realmente sigue como refugio y hogar de las subculturas jóvenes rusas quienes baila, fuman, se besan y comparten estampillas de ácido mientras el DJ de turno se encarga de proporcionar el soundtrack con el cual se conectan hasta que los primeros rayos del sol del siguiente día rompen el hechizo.

De alguna manera, el local se ha convertido en el sucesor de Rabtiza, un club similar que existió en Moscú hasta el año pasado y que fue violentamente cerrado por la policía. Ahora, Клуб es un agente activo del cambio que la nueva generación de jóvenes rusos quiere vivir: una llena de inclusión, igualdad y diversidad, y una en la que puedan enviarle un fuck you al establishment entre el sudor y el delirio de un rave sin final.

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Клуб. Fotografía: Nick Gavrilov

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 9
    Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde
No gender t-shirt

MOR.BO × Skinitchi

$15.000
Limpiar

Yayoi Kusama acerca del miedo Aunque estemos pasando por un momento oscuro y difícil, estos nos ofrecen una oportunidad de aprender quiénes somos. “La psiquiatría no era tan aceptada en mi juventud como lo es ahora. Tuve que luchar por mi cuenta con lo que me pasaba, con mi ansiedad, sin hablar de las visiones y alucinaciones que a veces me abrumaban”. + More