Desde tempranas horas de esta mañana, se ha  venido registrando en diferentes lugares del mundo un ciberataque masivo que ha afectado gran cantidad de computadoras gracias a la utilización de un virus que bloquea las computadoras y exige rescates para restaurar el acceso. Hasta los momentos, los países más afectados son Rusia, Taiwán. España, Alemania, Japón, Estados Unidos, Turquía y el Reino Unido.

Hace momentos, el gobierno de España anunció que un gran número de empresas habían sido atacadas por ciberdelincuentes que infectaron computadoras con software malicioso conocido como ransomware. Las víctimas fueron Telefónica, la mayor empresa de telecomunicaciones del país, mientras que otras empresas españolas como la eléctrica Iberdrola y la eléctrica Gas Natural tomaron medidas preventivas.

El ataque cibernético incluye una ventana que aparece en las pantallas de las máquinas, exigiendo un pago en bitcoins con el fin de poder recuperar los archivos. Este software es conocido como WanaCrypt0r, y es conocido por su rapidez de infección en redes empresariales. Las pantallas se ven así:

ransomware

Imagen: Xataca

En el Reino Unido, la red de hospitales públicos conocida como NHS también se ha visto seriamente afectada por el incidente, afectando especialmente la atención en emergencias, por lo cual las autoridades le están pidiendo a las personas que no asistan a éstas si no tienen verdaderamente un caso de emergencia médica.

De acuerdo con el portal Xataca, la modalidad de este ransomware es bastante sencilla pero terrible: cifra todos los archivos con extensiones conocidas para añadirles la extensión .WNCRY, y además crea un fichero de texto en el disco duro de cada víctima llamado @PleaseReadMe@.txt que indica cómo librarse del problema: pagando una cantidad de dinero en bitcoin, garantizando el anonimato de los atacantes, quienes supuestamente liberarían los datos secuestrados una vez recibido el pago. Sin embargo, expertos en Twitter ya han ido revelando cómo resolver el problema:

Hasta los momentos, y para prevenir posibles daños, muchas empresas en toda América Latina ya han comenzado a tomar pedidas para evitar que el ransomware las afecte, aunque pensándolo bien, este podría ser un nuevo ejercicio de caos informático de Elliot Alderson y fsociety.

Despues de leer, ¿qué te pareció?