Espera un poco!

No tienes nada aún.

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

Yellow Days, el teenager sinestésico que compone neo-soul nostálgico

Yellow Days. Fotografía: Press
Words mor.bo

George van den Broek, más popularmente conocido como Yellow Days, está creando desde hace un par de años soul indie-rock para era de Internet, y con tan solo 19 años de edad, este británico se ha encargado de hacer algunos de los sonidos homemade más interesantes de la música independiente en nuestra memoria reciente. Sus primeros demos llegaron a través de Soundcloud y rápidamente llamaron la atención de todos los que tuvieron la suerte de encontrarlos, ya que su mezcla particular de rock suave con sampleos melodiosos.

Desde entonces, rápidamente se ha ganando seguidores de culto, lo que hizo que terminara firmando con el sello disquero Good Years, cuya lista de talentos cuenta con artistas como Banks y Francis and the Lights, así que con tan buena compañía, Yellow Days lanzó su fascinante EP debut Harmless Melodies en el año 2016, recibiendo elogios de la crítica especializada gracias a su sonido neo-soul y sus influencias que van desde Ray Charles a Led Zeppelin, y por supuesto, el gran Sam Cooke.

“Creo que lo que hago es sencillamente una expresión de mis sentimientos. Sonicamente, está inspirado en el blues, el jazz y el soul, que escucho mucho. Pero sobre todo, trato de crear una atmósfera emocional sin preocuparme demasiado por el género”.

A finales del 2017 aterrizó con su disco debut, Is Everything Okay in Your World, con un total de 13 canciones salpicadas de intrincados interludios y que habla de batallas entre amigos, extraños y él mismo con el máximo cuidado, pero también con un alto nivel de nostalgia. En un mundo cada vez más ansioso y desconectado, la compasión y el cuidado que se encuentra en las canciones de Yellow Days es como un tesoro.

Su nombre artístico hace referencia a su sinestesia, mejor conocida como la capacidad de percibir colores mientras se escucha música, y quizás esta condición lo ayuda a entretejer un sonido tan fresco y tan viejo al mismo tiempo. Creció con depresión, así que no es de extrañar que sienta el blues como parte de su ADN, transformándolo como un mago entre las notas espesas de sus guitarras, sintetizadores y una batería lo-fi que lo hace caminar una delgada línea entre Joe Cocker y King Krule, perfecto para escuchar en noches de soledad cuando la lluvia empaña las ventanas.

Dice que como un joven de hoy en día de 19 años da por sentada su posición política, y que su música no tiene necesariamente que reflejar el caos a nuestro alrededor de manera literal, pues hay demasiado por lo que preocuparse y a veces lo mejor es desconectarse del mundo e irnos a lo más básico, a nuestras necesidades emocionales más esenciales. Quizás es por ello que el mismo Donald Glover (aka Childish Gambino) lo seleccionó para formar parte de la banda sonora de Atlanta durante su más reciente temporada.

“Hay que aceptar lo que es la vida. Nuestra generación no es tan diferente de los hippies de la década de los 60, que cuestionaban los códigos y las estructuras sociales. Creo que solo tienes que ver la belleza de las cosas, incluso si tu existencia no tiene sentido y el mundo está dirigido por compañías petroleras. Hay que hacer lo que amas con la gente que amas. Al final del día, se trata de encontrar amor y felicidad”.

Por fortuna, sus canciones suelen darle color a los días grises, y recordarnos que cuando hay música, las posibilidades son infinitas.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 3
    Me gustó
  • 2
    Me prendió
  • 9
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
Canvas SALE!

MOR.BO × Lin Zhipeng

$6.000 $5.100