La primera vez que la modelo Jazzelle Zanaughtti caminó por una pasarela fue hace apenas un año, en el show de moda masculina de Public School para su colección Primavera/Verano. Desde entobces, ha posado para marcas como FENTY x Puma, Marc Jacobs, Milk Makeup y Opening Ceremony, caminó para KENZO x H&M, y se está haciendo una cara reconocible en las portadas de Vogue y Harper’s Bazaar, entre otras publicaciones, gracias a su look andrógino y de género fluido que casi nos dan ganas de afeitarnos las cejas.

Sin embargo, Jazzelle tiene un alter ego más conocido en Instagram: @uglyworldwide, una plataforma en la que se muestra como es: irreverente y creativa, una alienígena llegada a la tierra para enamorarnos con su cabello platinado y casi rapado, son sus ojos almendrados y con sus grills dorados para cuando se siente gangsta. Además de una que otra imagen editorial, lo mejor es verla experimentar con su look, que puede pasar de una María Antonieta en tonos pastel a una guerrera salida de Mad Max, con ojos que parecen haber sido pintados con una lata de aerosol.

tbt to this iconiqua lqqk by muvaaaa @anthonyhnguyenmakeup 🖤

Una publicación compartida de ..:::..::..::jazZELLe::.::..:. (@uglyworldwide) el

A diferencia de muchas otras modelos, no fue descubierta por ningún agente que la encontró en un Starbucks ordenando un latte triple venti de soya en su ciudad natal de Chicago, sino directamente por el fotógrafo Nick Knight, quien se encuentra entre sus más de 400.000 seguidores en Instagram, y que quedó fascinado por su personalidad única y por su look peculiar que desafía géneros y estilos.

“Fue la experiencia más increíble que me pude haber imaginado. Siempre había pensado en modelar, pero nunca pensé que pasaría de esta manera. Por mucho tiempo me interesé en la biología marina y en la arquitectura… ¡Cómo han cambiado las cosas!”

Y si algo nos ha enseñado Jazzelle es que justamente los modelos con aspectos inusuales son quienes se han encargado de tomar las riendas de las pasarelas, de las campañas y las portadas, tales como las modelos trans femeninas Hari Nef y Andreja Pejic, el modelo trans Casil McArthur, Winnie HarlowConnie ChiuAdwoa Aboah o Jordan Charles, quienes se han encargado de desafiar los estándares de belleza para ofrecer un abanico más amplio acerca de cómo se puede ver un modelo profesional.

Incluso, Jazzelle va un poco más allá diciendo que su estilo puede incluso llamarse feo, y es por ello que su Instagram se llama @uglyinternational. A continuación, una explicación breve de donde sacó ese seudónimo:

“Solía dibujar estos retratos surrealistas de esta mujer que me imaginaba. Siempre era la misma silueta, pero siempre tenían diferente maquillaje y cabello y apariencia… constantemente la transformaba. Se la mostré a un amigo mío, un artista que realmente respetaba, y dijo que era tan fea, ¡jaja! Me dolió un poco al principio, pero sentí que la amaba y que a pesar de ser fea se veía genial. Eso me llevó a comenzar a etiquetar todas mis fotos con #uglyworldwide. Un par de años después, empecé a darme cuenta de cómo me había convertido en una personificación de esa figura imaginaria, así que cambié mi nombre en Instagram”.

De hecho, en las Fashion Week en lo que va de año, Jazzelle ha sido vista en más de una pasarela, provocando más de una ceja alzada y una mirada inquisidora de ¿quién es? cuando se aparece como una diosa de cabeza rapada, llena de confianza y elegancia. Si hay algo para lo que las semanas de la moda son buenas (además de ver la ropa, claro está), es la oportunidad de ver qué diseñadores le apuestan a un futuro más creativo y diverso, uno en donde nuevas identidades y concepciones de género tengan cabida.

Hoy en día, Jazzelle está a la cabeza de esa nueva ola, y confiesa que para ella la moda es simplemente el poder de decidor qué es lo que te gusta más allá de tendencias y de lo que digan los demás: no por nada tiene como marca propia ese ligero fuck you al establishment, ese que lleva como bandera la fealdad cuando todos quieren verse como un filtro de Instagram.

—growing up I was fucking tormented mercilessly just because I was doing me, which apparently rubbed a bunch of people the wrong way 🤷🏽‍♀️ that shit completely got to me and even after changing my ways to try to fit in them mfs STILL found shit to get under my skin with. it continued because I fed into their shit, I let it get to me. Eventually I stepped my pussy game up and they left me the fuck alone for the most part. But now, even in my adulthood and the age of the internet, bullies still run fucking rampant. Whether it’s troll account or some mean ass bitch you work with. Some people is just bitter as fuck and try to bring others down to push themselves up. But anyway to all my precious angels out there getting bullied keep yo head up high and pay no mind to them, and if shit gets *serious* no matter how embarrassed you feel you should tell your parent or a trusted adult !!!!!! And ALSO!! try your best not to project your hurt feelings onto others and become a bully ya goddamn self— shed love and light, always!!!! (unless a ho DESERVE otherwise) 😉⭐⭐⭐⭐⭐😉 ———> heres me thriving years later by @junyawrk 💁🏽‍♀️

Una publicación compartida de ..:::..::..::jazZELLe::.::..:. (@uglyworldwide) el

Despues de leer, ¿qué te pareció?