Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

IDLES, la furia post-punk de Brighton

IDLES. Imagen: Ebru Yildiz
Words mor.bo

Aunque están cansados de que les llamen una banda punk rock, lo cierto es que desde sus inicios, los británicos de IDLES se han autoproclamado como un grupo lleno de ira. Nacidos en Bristol, al sudoeste de Inglaterra, la agrupación conformada por Joe Talbot, Adam Devonshire, Mark Bowen, Lee Kiernan y Jon Beavis toman justamente el sentimiento de furia del punk y lo combinan con post-punk para crear canciones que se sienten como ataques, como manifiestos y como himnos.

Aunque en sus inicios, por allí por el año 2010, pasaron un poco desapercibidos por la prensa mientras encontraban su sonido y lanzaban EPs autoproducidos, pero siempre han tenido un público fiel y entregado, pues su idea siempre ha sido centrar su música en la experiencia en vivo. Fue así como comenzaron a ganarse a la audiencia de Bristol con shows casi semanales, demos en CDs caseros y un EP debut de cuatro canciones, Welcome, lanzado en agosto de 2012, y que solo pudieron seguir en octubre de 2015 con Meat, otro EP de cuatro pistas.

Sin embargo, su relativo anonimato a nivel internacional cambió por completo con el lanzamiento de su álbum debut Brutalism en el año 2017, cuando firmaron con Balley Records,  y que logró catapultarlos a un público mucho más amplio. En ese primer disco, transformado el estilo arquitectónico y su esencia a un disco intenso, crudo e inspirado por la enfermedad y posterior muerte de la madre del frontman Joe Talbot, es casi verse de cara a cara con la pérdida y con el dolor.

Los tracks fueron grabados en vivo un máximo de tres veces en el estudio para mantener ese espíritu DIY y urgente que se refleja en cada una de las canciones. Incluso, Talbot decidió incluir algunas de las cenizas de su madre en una edición limitada en vinilo del álbum. En esta producción, el concepto de brutalismo se reimagina a través de la emoción, y se refleja quizás de la mejor manera en el tema Mother, en cuyo video vemos a Talbot romper una mesa llena de figuras de porcelana mientras que una imagen monocromática de su joven madre lo observa todo.

“Mis padres se separaron cuando yo era un niño y el álbum tiene que ver con los roles de las mujeres en mi vida. También tiene que ver con el papel que jugó mi madre antes y después de su muerte, y también con la progresión y el dolor como un tema y una posible reconstrucción. La escultura para la portada fue construida con mi papá en su estudio para asemejarse a una estructura brutalista y también a una lápida. Construimos algo juntos y eso fue la portada. Fue algo muy poderoso”.

El disco fue recibido con os brazos abiertos, sobre todo porque IDLES suena diferente a cualquier otra banda de la escena alternativa: sus letras son mordaces, oscuras, satíricas y brillantes, y contrastan con el tono feroz de la música, que según ellos mismos, solo puede apreciarse completamente cuando los vemos en vivo. En el 2018 regresaron con otro monstruo catártico llamado Joy As An Act of Resistance, en donde temas como el amor, la masculinidad tóxica, el sentido de comunidad, el autoestima, la inmigración, la concepción de clase e incluso el Brexit fueron parte de las letras.

Por desgracia, el álbum también habla de dolor y pérdida, ya que en esta oportunidad Talbot perdió a su hija recién nacida. Pero el dolor lo hizo tomar actitudes menos destructivas: dejó de beber, y quedó en carne viva atreviéndose a ver lo hermoso, lo alegre, lo que nos da valor en la vida aunque todo lo que nos rodea nos obligue a sumergirnos en nuestro lado más oscuro.

“Este disco fue un intento de ser vulnerables frente a nuestro público y a invitarlos a ser vulnerables también, a tener una sonrisa desnuda y valiente en este nuevo mundo de mierda”.

Tomando sus propias experiencias como base, el disco nos lleva de la mano, haciendo que nos enfrentemos a nuestra rabia y frustración, y la sintamos en el pecho como un corazón ardiente, como adrenalina por la sangre, como un dolor tan agudo que es imposible respirar, como si atravesáramos el infierno y viviéramos para contarlo; mejores, más honestos, más amables y más humanos, aunque aún tengamos el corazón roto.

Temas como Colossus, Samaritans, I’m Scum o Danny Nedelko se sienten como himnos hechos para ser cantados frente a la banda, cubiertos de sudor y sin nada que ocultar de nosotros mismos: son una invitación a quitarnos las máscaras, y como dice el título del disco, a atrevernos a usar la alergía como nuestro acto de resistencia más anárquico. Una vez que escuchas a IDLES, sientes que algo en ti cambia por completo para mejor. ¿Qué más podemos pedir de la música?

 

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 4
    Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
Magazine

ISSUE #02

CLP $5.000
Limpiar

Yayoi Kusama acerca del miedo Aunque estemos pasando por un momento oscuro y difícil, estos nos ofrecen una oportunidad de aprender quiénes somos. “La psiquiatría no era tan aceptada en mi juventud como lo es ahora. Tuve que luchar por mi cuenta con lo que me pasaba, con mi ansiedad, sin hablar de las visiones y alucinaciones que a veces me abrumaban”. More