Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

GoldLink, el rapero con flow de fuego que suena a future bounce

GoldLink. Imagen: Instagram/GoldLink
Words mor.bo

D’Anthony Carlos, mejor conocido como GoldLink, nació en Washington DC y se crió en moteles de las afueras de la ciudad después de que su casa se incendió cuando tenía dos años. Su historia es similar a la de muchos hombres jóvenes de barrio: su padre abandonó su familia antes de que D’Anthony llegara a la adolescencia, causando una fractura casi permanente en su familia: no se hablaron durante unos 8 años, y su relación con su madre no era muy diferente, pues esta se la pasaba en la iglesia.

Cuando cumplió 18 años comenzó a hacer cambios en su vida, como tratar de enmendar su relación con su padre apenas terminó la escuela secundaria, cuando todo lo que le interesaba era ser un tipo cool y atraer a las chicas. No tenía dinero ni ganas de ir a la universidad, así que hizo lo que se esperaba de él: comenzó a hacer rap, pero sin convertirse en un cliché.

“En ese momento pensé: ‘Mi madre me odia, mi padre me odia. No tengo una familia, así que a la mierda todo, voy a hacer algo por mí. Era un chico inteligente. Sabía que es típico que un chico negro jera que iba a meterse a rapear, pero me dije que iba a estudiarlo, averiguar de qué se trataba y cómo armar una canción como se debía”.

Su primer esfuerzo llegó en el 2014 cuando apenas tenía 20 años de edad con The God Complex, una mixtape debut en el que combinó influencias de Big L, KRS-One, Canibus y Kurupt, conocidos en la escena hip-hop de DC. Pero no se puso límites: también leyó a Edgar Allan Poe, poesía slam, y escuchó a artistas como Pink Floyd, Grimes y Lykke Li para lograr un sonido pulido con ayuda de productores como Kaytranada en tracks como On & On, Creep o When I Dieen donde parecía fusionar EDM con rap y soul old school con un flow de rimas increíbles para lograr algo que llamó future bounce. 

Luego llegó la mixtape And After That, We Didn’t Talk del 2015, y prueba de su talento y potencial es que el productor Rick Rubin se proclamó su mentor y como el elemento que serviría como catalizador de las emociones de GoldLink en una colección de temas que hablaban de una ruptura romántica con barras rítmicas y rápidas, densas y precisas que sonaban como un baile verbal e hicieron de la producción una manera de refinarse tanto lírica como musicalmente.

Sin embargo, su gran break (y su firma con una disquera) llegaría con su disco debut, At What Cost, lanzado en el año 2017, y para el cual se dedicó a explorar las raíces musicales de la ciudad que lo vio nacer. Para el álbum, trabajó con artistas de la zona como Mya y los raperos Wale, Shy Glizzy y Obii Say. Incluso la portada del LP fue hecha por un local, Darius Moreno.

El producto es un sonido diverso pero cohesivo con influencias de trap, R&B, house y go-go, un ritmo nacido en los 70 gracias a artistas como el fallecido Chuck Brown, y que incluye percusión latina, jazz, funk y ritmos africanos en un beat sin parar que inspira a mover el cuerpo. Las letras hablan de su experiencia en la ciudad, en la que vivió cuando era niño y que ha cambiado gracias a la gentrificación, haciendo que las propiedades de lo que una vez fueron barrios peligrosos ahora se vendan por un millón de dólares.

“Tienes que viajar en el autobús, tienes que hablar con la gente. Tienes que escuchar sus historias, reunir estas experiencias y unirlas con las tuyas. Cavar en lo más profundo de ti mismo, ir a esos lugares a los que no quieres ir. Aunque este álbum no fue realmente sobre un resurgimiento de un sonido vintage; fue más como una oda a algo que debería haber recibido más atención. Quería resaltar eso, para que no se olvide y se pierda en los archivos”.

Para GoldLink, parte del encanto de hacer música es educar a través de ella mientras mantenemos nuestra esencia. Y eso es justamente lo que ha hecho con su más reciente gira, que lo ha llevado a diversos rincones de su país, y más allá de sus fronteras. Ya que el disco le dio una nominación al Grammy, ha tenido mayores oportunidades de colaboraciones con artistas como AlunaGeorge, Kaytranada, Rico Nasty, y hasta con Christina Aguilera. Por los momentos, se está tomando las cosas con calma sin dejar de ser creativo, analizando cuál será su próximo paso. Pero lo cierto es que está en uno de sus mejores momentos, ayudando a marcar el comienzo de una nueva generación de raperos que no le temen a la vanguardia.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
No gender t-shirt

MOR.BO × Skinitchi

CLP $15.000
Limpiar

¿Podrías estar sufriendo de anorexia sexual sin saberlo? Los adictos al sexo se “sobrealimentan” a través de la promiscuidad o el comportamiento de alto riesgo, los anoréxicos sexuales se “mueren de hambre”, negándose a sí mismos el placer de las relaciones, las citas, el amor y una conexión genuina con los demás. More