Es un reto difícil tener 18 años y ser considerado un artista que suene diferente al resto. Pero para el londinense Cosmo Pyke (sí, ese es un nombre verdadero), es algo que le viene de manera natural, pues a su corta edad no solo es comparado con sus colegas King Krule o Raye gracias a esa combinación peculiar entre jazz, soul, R&B, blues y hasta un poco de hip hop que viene haciendo desde hace algún tiempo, narrando las cosas que pasan en distrito de Peckham, al sur de la capital británica.

Su look y su sonido han atraído la atención tanto de la moda como de la música: con tan solo un EP a cuestas, Just Cosmo, lanzado el año pasado, logró tener una gira (como headliner, ni más ni menos), y logró colarse en el Dazed 100 de 2017, como una de las figuras jóvenes más excitantes de la cultura pop. También es posible que lo hayas visto en el video Nikes de Frank Ocean, pues fue uno de los modelos que podían verse en el fondo, luciendo fresh, fine and funky. Pero no lo hizo por ser fan de Ocean: dice que realmente nunca lo había escuchado antes, y su motivación fueron realmente las £75 que le pagaron al final.

Su currículo creativo se complementa con sus aficiones por el skateboarding y por el street art, gracias al cual se ha metido más de una vez en problemas con las autoridades, así que lo ha dejado de un lado momentáneamente mientras se concentra más en el modelaje (cuando lo llaman) y en la música. Hasta los momentos tiene un par de singles llamados Social Sites y Chronic Sunshine, que él mismo describe como “espaciales, hermosas y perezosas”, y en las que se escucha la influencia de artistas como Joni Mitchell y Mac DeMarco en su sonido.

Con ese sonido que abarca una gran cantidad de géneros, Cosmo logra hacer que el combina jazz, el blues y hasta el hip hop suenen refrescantes, convirtiendo sus canciones en una experiencia única en los oídos.. Su único EP, Just Cosmo, es fluido, flotando de un lado a otro, con guitarras de ensueño y el distintivo acento del sureste de Londres de Pyke que le da una autenticidad definida. En la producción, Pyke hace una crítica condenatoria a la era de las redes sociales en la que todos vivimos, abordando el tema de una manera irónica.

“Solo estoy tratando de mostrarles a los chicos de clase media que está bien ser quien eres. No tienes que cambiar toda tu estética. Estoy cansado de eso, toda la ropa deportiva. Cuando crecía, me decían que era demasiado negro o demasiado blanco. Es lo mismo: si te dicen que eres demasiado elegante, actuarás como si no fueses tan elegante. Tal vez en 20 o 40 años las cosas cambien, pero las personas con las que he crecido solo piensan en el presente y no en el futuro, lo que es bastante molesto”.

Lo mejor de sí mismo, dice, es que siempre hace cualquier cosa y está abierto a las posibilidades. Claro está, está buscando hacerse famoso, poner su nombre en todas partes y asegurarse de que todos lo vean. Podría decirse que es algo parecido al graffiti, poniendo tags por todas partes hasta que sea dueño de la ciudad. Y quizás, un poco más.

Despues de leer, ¿qué te pareció?