Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Riot

BROCKHAMPTON, la boy band que combina la cultura hip hop con letras queer

Brockhampton. Fotografía: Brockhampton/Instagram
Words mor.bo

Si has escuchado hablar de BROCKHAMPTON, lo más probable es que la palabra que más relaciones con ellos sea boy band. Y lo cierto es que lo son, aunque técnicamente podrían llamarse un colectivo creativo: sus 15 miembros, liderados por su fundador Kevin Abstract, incursionan en una variedad de artes que van desde la producción hasta la fotografía y el diseño gráfico, aunque son más conocidos por su rápido ascenso como un talentoso grupo de hip-hop.

A pesar de que su música no está ni cerca de lo que muchos consideran rap tradicional o R&B, el colectivo ha llamado la atención tanto de fans como de la industria musical gracias a su explosivo estilo, y letras que destrozan cualquier noción preconcebida sobre la masculinidad en el hip-hop.

Sin embargo, para conocer la historia de BROCKHAMPTON, es necesario conocer la de su líder y fundador, Kevin Abstract, quien desde los 11 años de edad anda haciendo música como una manera de escapar de un hogar fracturado: nacido en Texas, nunca conoció a su padre, y su relación con su madre era prácticamente inexistente, así que sabía que eventualmente tendría que valerse por sí mismo. A los 15 años se fue de casa para vivir con su hermana en Georgia, y comenzando una carrera musical incipiente.

Ya para cuando tenía 18, estaba trabajando en su primer álbum y en proyectos paralelos, como una agrupación de hip-hop llamada AliveSinceForever, que era una fuente de estrés constante para él pues sentía que no estaban llegando a ninguna parte. Un buen día, se separaron, y Abstract comenzó un nuevo proyecto, BROCKHAMPTON, con el que quería crear un colectivo creativo (algo así como Odd Future), así que con un par de amigos de su viejo grupo y después de reclutar algunos más a través de Internet (en un foro de Kanye West llamado KanyeToThe), y todos juntos se mudaron a San Marcos, Texas, para seguir sus metas compartidas de éxito musical y creatividad.

En 2016 lanzaron su primera mixtape, All-American Trash, que tuvo una recepción generalmente positiva. Los miembros del grupo siguieron yendo y viniendo, llegando a un total de 15 en el momento en que se mudaron a Los Ángeles y comenzaron a trabajar en su proyecto Saturation, una trilogía de álbumes que los dio a conocer como la boy band de la Internet. 

En la actualidad, la agrupación está conformada por Kevin Abstract, Merlyn Wood, Dom McLennon, Matt Champion y JOBA, quienes suelen ser los rostros y las voces. Detrás de las escenas, JOBA (que también hace la ingeniería) está acompañado por Bearface (procedente de Irlanda), Romil Hemnani y el dúo Q3 (Jabari Manwa y Kiko Merely) en la producción. Luego está el equipo creativo: HK, Ashlan Gray y Robert Ontenient, quienes asisten en la dirección creativa del grupo al dar vida a las visiones de cada miembro. Completando el grupo, están 4 Strikes (Chris & Kelly Clancy, Brian Washington) y Jon Nunes, quienes dirigen el management.

A diferencia de otros grupos de hip hop que prefieren ser llamados colectivos o crews, BROCKHAMPTON quieren ser una boy band, quitándole el brillo manufacturado pop y las ideas preconcebidas que muchos ven de forma discriminatoria, tal como explica Merlyn. “Somos una boy band porque decimos que lo somos y punto. La gente nos pone otros adjetivos de mierda, como ‘autoproclamados’ e ‘Internet’ y eso es basura, nos están robando. Déjame ser Zayn, ¿qué mierda pasa? ¿Por qué no puedo ser Justin o Harry? Porque tengo el pelo malo y una nariz grande?”

Esta no es la única manera en la que se enfrentan a la visión estándar de masculinidad en el hip-hop: una de las canciones de su segundo álbum, Saturation II, titulada QUEER, aborda el tema de no ser normativo, ya sea que la “norma” se relacione con la sexualidad, la fama o las enfermedades mentales, como explica Kevin.

“De eso se trata. No escribimos música para hacer una declaración universal, simplemente compartimos nuestras experiencias. Y eso es todo lo que es. Siempre es crudo y muy auténtico, no es como si estuviéramos tratando de hacer feliz a alguien con las cosas que decimos. Realmente solo depende en el momento en que grabamos la canción. He dicho que soy gay en cada una de mis canciones y hablo de cómo mi mamá no me acepta. ¿Qué más real puedo ser?”

El pasado 21 de septiembre, la agrupación dejó caer su nuevo disco, Iridescence, en el que su estilo de despliega mejor que nunca: si bien hay tracks que los hacen sonar como cualquier otra agrupación joven de rap, una vez que el álbum comienza a cobrar cuerpo nos encontramos con beats minimalistas, canto, melodías de tono automático, letras amigables, referencias old school. Canciones como HONEY podrían estar en un disco de Childish Gambino, y WEIGHT nos lleva por una aventura drum’n’bass.

Con Iridescence, la agrupación comienza una nueva trilogía y una nueva etapa creativa, que esperan que los lleven a otro nivel, tal como explica Dom. “Sé que la gente va a tratar de encontrar puntos de referencia para podernos comparar con alguien más, pero estoy esperando el día en que la gente diga ‘ese grupo o esa persona es el próximo BROCKHAMPTON’, porque eso significa que finalmente llegamos a ese nivel”.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 8
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
Magazine

ISSUE #02

CLP $5.000
Limpiar

Yayoi Kusama acerca del miedo Aunque estemos pasando por un momento oscuro y difícil, estos nos ofrecen una oportunidad de aprender quiénes somos. “La psiquiatría no era tan aceptada en mi juventud como lo es ahora. Tuve que luchar por mi cuenta con lo que me pasaba, con mi ansiedad, sin hablar de las visiones y alucinaciones que a veces me abrumaban”. More