Este fin de semana es el cierre de la exposición fotográfica Miguk de Esteban Vargas Roa y curada por Gastón Muñoz, para lo que han preparado un ciclo de actividades que incluye un conversatorio con el artista donde podremos ahondar en sus temáticas personales y un carrete final con Alex Anwandter, quien acaba de estrenar su último disco Amiga y preparó un dj set especial para esta última jornada.

Antes de esto, me junté con el expositor y el curador para conversar sobre este interesante trabajo que rescata los “idols” bajo distintas técnicas fotográficas en el contexto de la semana de la moda de Seúl. Es un trabajo que bordea los cánones de la moda y nos muestra esta “extraña” – para nosotros – apreciación de las culturas de la antípoda hacia el occidente.

Fotografía por Dano Mozó

Fotografía por Dano Mozó

Esteban Vargas Roa trabaja como fotógrafo de moda hace varios años, y fue a Asia como corresponsal de prensa de una revista chilena, donde se juntó con Gastón, quien estaba realizando estudios en la Universidad de Tokyo, y juntos decidieron transformar esta experiencia en una expresión artística bajo los cánones que llevan estudiando y proponiendo tanto teórica como prácticamente.

Miguk es la manera con que los coreanos se refieren a Estados Unidos, cuyo significado se acerca a “bello país”, y es precisamente esa admiración oriental por lo occidental lo que quieren constatar a través de este trabajo fotográfico. Para ellos fue descubrir el espejo, observar como ellos tienen las mismas fricciones que nosotros podríamos tener hacia oriente, pero con dinámicas diferentes: “estábamos riéndonos un poco de todo este fenómeno. En ese sintagma están presente todas esas cosas, lo que es tanto geopolíticamente oriente versus latinoamérica, las economías contemporáneas, el fetiche que tiene oriente por occidente. Acá estamos acostumbrados a que oriente sea lo otro, lo exótico, lo distante, como decir ándate a la china por decir ándate a la cresta, y es interesante ver como ellos también pueden tener ese tipo de narrativas. Entonces la intención es provocar esto, pero también simplemente constatar ciertos hechos, como la admiración por la cultura estadounidense. Nos concentramos más en el relato, pero viendo las mismas ropas de los idols nos damos cuenta que están muy influenciados por estéticas gringas medias años 90”, señala Gastón.

Esteban siempre estuvo metido en este mundo de fascinación oriental. De pequeño fue influenciado por el animé e incluso tuvo su época otaku, y cuando llegó a Seúl ya estaba familiarizado con algunos de estos personajes que retrató porque seguía sus cuentas de instagram y los podía reconocer. Destaca que la industria de modelos de allá es muy distinta a la europea o gringa, porque cuando las occidentales salen de la pasarela quedan todas vestidas de jeans, polera blanca y chaqueta de cuero, pero esta nueva gente tiene una propuesta estética muy interesante que la mantiene en su vida diaria.

Kyung Jun Ho

Kyung Jun Ho

“La idea de esta exposición nace después de nuestra vuelta a Chile. Yo produje mucho material en el viaje, porque este tenía muchos fines. Primero el fin personal que era que no podía salir sin mi cámara, porque cualquier escena la podía fotografiar. También está el fetiche que causa toda Asia, toda esa estética que ha aflorado en plataformas como tumblr o cosas así y el por qué tenemos este fetiche, a esos neones con kanji, etc… Todo te parece lindo y después ya empecé a ver como una foto puede ser hermosa, pero tiene una connotación mucho más turística, de un palacio por ejemplo, y para eso está wikipedia que te puede dar una buena foto también. No queríamos caer en esas obviedades sobre lo que se ve de Asia o lo que la gente quiere ver, y por eso dejamos que el material decantara un poco… Queríamos algo grato a la vista, pero que incluyera también todo este rollo con este continente en la era hiperconectada, desde un lenguaje bastante digerible.”

Esteban es en sí una propuesta estética, con técnicas asociadas y determinación a la hora de hacer fotos. Él trabaja con cámara análoga y se aleja completamente del rigor o “trucos” que exige la fotografía de moda contemporánea, afirma que el que quiere ser su cliente debe confiar en su ojo. Frente a esto su postura es clarísima y es la base de la técnica que utilizó para fotografíar a los idols en Seúl, primero les hacía la foto de look para la revista y de a poco se acercaba con su cámara análoga para lograr el retrato fuera de la moda.

“Sobre las exigencias de la moda como el exceso de photoshop, estoy alejado de eso totalmente.”

“Yo trabajo mayormente en análogo, y eso te da otros tiempos. La inmediatez de la moda mata muchas cosas.”

“Tiene que salir la huevá mañana, tiene que estar publicado, entonces estás toda la noche retocando y después te das cuenta que a lo mejor elegiste la foto equivocada, que otra era más buena y no te pudiste dar cuenta antes porque estaba todo tan caliente y tan rápido que no se piensa. Mi proceso tiene un tema que es: saquemos la foto un día, nadie lo va a ver más que yo porque no voy a estar con el monitor al lado en la sesión. Es un proceso mucho más pausado”

Fotografía por Dano Mozó

Fotografía por Dano Mozó

Esteban y Gastón han desarrollado este trabajo producto de la amistad y el interés común por ciertos temas que caen en el contexto del continente asiático, influenciados fuertemente por referentes favoritos como Araki o Ren Hang, y buscan traerlo a nuestra contemporánea sociedad mezclando técnicas y medios de difusión. Todos los modelos ya están etiquetados en las fotos y la muestra cuenta con imágenes provenientes de negativos de 35 mm, digitales y polaroids. Sin duda nos muestran un nuevo enfoque sobre como la globalización del mundo se vuelve más cotidiana.

Están todos invitados a las actividades de cierre de esta exposición el viernes y sábado de 12 a 18 horas y el domingo de 12 a 20 horas, en Américo Vespucio Norte 1026, esquina Alonso de Córdova, Vitacura.

Despues de leer, ¿qué te pareció?