Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Drugs Perspectives

Mitos y verdades: ¿Por qué la marihuana puede causarte ansiedad y paranoia?

Snoop Dogg, Seth Rogen y Wiz Khalifa. Imagen: Instagram
Words Mirangie Alayon

Por si acaso no lo sabían o no se habían dado cuenta, el cannabis es desde hace al menos una década la droga ilícita
favorita del planeta, con unos 192 millones de usuarios tan solo el año pasado, de acuerdo al más reciente World Drug
Report de las Naciones Unidas, que además reporta un aumento del consumo del 16%, en especial entre los 15 y los 25
años de edad. Pero el grupo entre los 16 y los 59 años siguen siendo los más constantes: al menos el 40% consumieron un
poco de weed en los últimos 12 meses.

Así, ya se ha vuelto normal en ver a las personas consumir la sustancia en situaciones sociales, pero mientras para la mayoría fumar un poco de marihuana los relaja y los hace sentir en una nube de chill, hay un grupo que no lo disfrutan tanto: cuando están volados, se ponen increíblemente ansiosos y paranoicos.

Después de fumar weed por 10 minutos, quedas así.

Después de fumar weed por 10 minutos, quedas así.

A veces, esto se manifiesta como una preocupación leve, y otras veces la gente termina llorando, en posición fetal, rodeado de bolsas de Doritos picantes y llamando a tu mamá, porque estás seguro de que te vas a morir. Paradójicamente, otros usan el cannabis como una forma probada y verdadera de matar la ansiedad: incluso pacientes con estrés postraumático usan marihuana medicinal para tratar el estrés y los síntomas de pánico con gran éxito. Así que, ¿qué onda? ¿Por qué la marihuana tiene efectos tan opuestos sobre el miedo y la ansiedad?

Cannabis y química cerebral

Imagen: Brian Breneman

Imagen: Brian Breneman

Cuando se trata de cannabis y paranoia, hay que dejar algo en claro: todo está literalmente en tu cabeza. Cuando consumes marihuana, los cannabinoides (como el THC) se unen a los receptores en todo tu cerebro, muchos de los cuales se centran en la amígdala. La amígdala está involucrada en el procesamiento emocional y rige las respuestas como el miedo, el estrés y la paranoia; así que cuando el THC actúa sobre la amígdala, modifica la comunicación neuronal… para bien o para mal.

El THC puede sobreexcitar las vías neuronales y provocar ansiedad y paranoia, especialmente en personas que son nuevas o no están acostumbradas al cannabis. Los mecanismos por los cuales esto sucede todavía no están claros para los investigadores, pero hay algunas pistas: nuestro cuerpo contiene receptores que no solo se llenan con los cannabinoides de la marihuana, sino también con compuestos producidos naturalmente, llamados endocannabinoides, que se parecen mucho a los compuestos que se encuentran en el cannabis.

Algunos cerebros que han estado expuestos al estrés y al trauma excesivos tienden a tener una escasez de estos endocannabinoides, lo que podría explicar por qué el THC tiene un efecto relajante y anti-ansiedad en algunas personas. En teoría, los cannabinoides de la marihuana reponen estos compuestos reguladores, lo que resulta en un efecto terapéutico.

Tu propia experiencia con el cannabis y la ansiedad es vital

Jesse Eisenberg y Kirsten Stewart en "American Ultra". Imagen: Lionsgate

Jesse Eisenberg y Kirsten Stewart en “American Ultra”. Imagen: Lionsgate

Si bien la ansiedad es sin duda única en cada individuo, un estudio realizado en el año 2009 reveló que los usuarios
regulares de marihuana tienden a ver una disminución de la ansiedad, mientras que los usuarios ocasionales y nuevos tenían más probabilidades de experimentar una paranoia mayor. La ansiedad también es más probable que ocurra en cepas de cannabis con altas dosis de THC.

Es imposible decir cómo te afectará personalmente el cannabis a menos que ya lo hayas probado por ti mismo, pero
entender los factores biológicos y ambientales que están en juego sin duda puede servirte de guía para una mejor
experiencia. Los factores de riesgo incluyen: vulnerabilidad genética, personalidad, género, historia de episodios paranoicos, trastorno de ansiedad y abstinencia, y cuando agregamos marihuana a todo esto, también hay que evaluar la frecuencia de uso, la dosis la cantidad de THC en la cepa.

¿Cómo evitar la paranoia?

Broad City. Imagen: Comedy Central

Broad City. Imagen: Comedy Central

Pues bien, si eres susceptible o te preocupa la paranoia inducida por el cannabis, no temas: hay formas de prevenirla e incluso contrarrestarla. En primer lugar, busca consumir una cepa de bajo contenido de THC y con alto contenido de CBD, un compuesto no intoxicante que combate la ansiedad y contrarresta los efectos psicoactivos del THC, lo que resulta en una experiencia más calmada y clara.

No te descontroles con las dosis: fumar o usar pipas te da un mejor control de lo que estás consumiendo que un brownie o un aceite, así que comienza por allí si te precupa terminar demasiado volado. Además, tienes que hacerlo en un lugar en donde estés cómodo y feliz para reducir las probabilidades de que el pánico y la paranoia hagan una aparición.

Finalmente, mantén un registro de todas las cepas que consumes, y quédate con la que te haya dado una mejor experiencia a nivel químico: recuerda que las cepas de sativa tienden a ofrecer efectos más agresivos y de alta energía, mientras que las índicas tienden a ser más relajantes. Siempre será bueno que consultes con un conocedor de cepas para que te recomiende las que serán más beneficiales para ti. ¡Suerte!

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 22
    Me gustó
  • 9
    Me prendió
  • 4
    Lo amé
  • 1
    Me deprime
  • WTF!
  • 3
    Me confunde
Magazine

ISSUE #02

CLP $5.000
Limpiar

¿Podrías estar sufriendo de anorexia sexual sin saberlo? Los adictos al sexo se “sobrealimentan” a través de la promiscuidad o el comportamiento de alto riesgo, los anoréxicos sexuales se “mueren de hambre”, negándose a sí mismos el placer de las relaciones, las citas, el amor y una conexión genuina con los demás. More