Durante las últimas semanas hemos visto cómo alrededor del mundo las denuncias sobre acoso y abuso sexual han ido en un aumento preocupante, y esta misma semana, el músico chileno Pablo Gálvez (perteneciente a Sello Invierno, Cooperativa del Amor, Círculo Polar y (me llamo) Sebastián) fue el más reciente acusado. La denuncia fue hecha por por Mili Oyarce, quien trabajaba con Gálvez en ciertos proyectos musicales, y a quien acusó formalmente por coso sexual en la fiscalía de Ñuñoa en Santiago), y a través de una publicación de Facebook en la que detalla lo acontecido:

“Se habla de una situación de acoso sexual, pero sin entregar nombres. Las personas involucradas fuimos yo y Pablo Gálvez (guitarrista de Me llamo Sebastián, trabajador del ministerio del desarrollo y director del sello invierno) en una jornada de esparcimiento ajena a la organización anteriormente mencionada. Quiero ser enfática en aclarar que el fin de compartir esto no es denostar, injuriar o denigrar públicamente a nadie, pero sí evitar, en base a mi propia experiencia, que otras mujeres y niñas puedan pasar por una situación así”.

En su post, Oyarce pidió que otras víctimas de abuso dentro de la escena musical chilena le proporcionen a conocer sus casos para poder conversar más al respecto, pues esto le servirá para su caso. Desde el momento de la denuncia, el sello Invierno decidió desvincularlo como artista y productor mientras todo se resuelve legalmente; la agrupación Nöizu decidió retirarse de la impronta; la banda Flores Plásticas decidió no trabajar más con Gálvez; mientras que Círculo Polar informó que todas las actividades por el resto del año quedarían suspendidas. La mañana de hoy, (me llamo) Sebastián se sumó a las declaraciones oficiales acerca del caso, afirmando que a partir de este momento la participación de Gálvez como guitarrista de la banda queda “congelada” hasta que se aclare la situación con Oyarce:

“El Pablo es una persona muy cercana a mi corazón, entonces, no me corresponde a mí o a mi banda pronunciarnos sobre su inocencia o culpabilidad. Hay un proceso legal en curso de parte de la denunciante y otro de parte del Pablo que, espero, lleguen a ahondar en la verdad de los hechos”.

En el comunicado, Sebastián también reconoce que este tipo de denuncias son súper difíciles y traumáticas, pero son la mejor manera de buscar la justicia. Sin embargo, instó a las personas a pensarlo bien antes de publicar en Internet este tipo de acusaciones…

“Por favor, agarren su corazón antes de escribir algo en Internet, no saben el daño que le pueden causar a una persona. Queremos que esto se resuelva de la forma más justa posible. Me quema la cabeza infinitamente porque el Pablo es una persona cercana que se ha ganado mi confianza, por eso mismo, hacemos este distanciamiento ahora para que las personas expertas hagan su investigación. Ojalá puedan ver que, además de los oportunismos de cierta gente, esto es un problema que está destruyendo la vida de varias personas”.

Hasta los momentos, Gálvez no ha emitido un comunicado oficial acerca de la denuncia.

A continuación, podemos leer la totalidad de las declaraciones de (me llamo) Sebastián:

Despues de leer, ¿qué te pareció?