Matt Sukkar

Matt Sukkar

En un mundo dominado por las Kardashian-Jenner y sus selfies, resulta novedoso que alguien utilice las redes sociales para algo que no sea narcisismo o marketing, y Matt Sukkar es una de esas personas. Este fotógrafo norteamericano ha utilizado Vine e Instagram no para ganar likes y followers, sino como plataformas para hacer conocer su trabajo de manera masiva.

El documentalismo es el foco del trabajo fotográfico de Sukkar y lo utiliza para registrar los submundos que se ocultan en las urbes, detrás de los suburbios y las vidas tranquilas con jardines, mascotas, matrimonios e hijos. Prostitutas, chulos, pandilleros, niños de la calle: todos ellos son protagonistas de los retratos hechos este fotógrafo. Como es de esperar, la crudeza es el idioma que habla el lenguaje de su discurso pictórico.

Para Sukkar, no hay límites en lo que se puede y no se puede fotografiar: no hay nada que vaya más allá de sus límites, como diría Lindsay Lohan en Mean Girls:

“The limit does not exist”

Además, los sujetos que fotografía no son meros entes que son capturados por su lente y ya, mantiene una relación con ellos y mucho de ellos reinciden en varios de sus trabajos. Resalta el caso de Strawberry, una prostituta afroamericana de Detroit que fotografió por mera casualidad y con la que actualmente intercambia correspondencia desde la cárcel, ya que Strawberry está tras las rejas.

Modelmayham & Strawberry

Modelmayham & Strawberry

Su trabajo más reciente representa un cambio de formato para Sukkar ya que se encargó de dirigir The Big Big Beat, el nuevo video de Azealia Banks. Sin embargo, esto no resulta atípico con su concepto como artista ya que los pasillos de los proyectos de Harlem le roban protagonismo a Banks, quien hace poco fue arrestada en Nueva York y baila en el techo de una patrulla en dicha pieza audiovisual; una bofetada con el dorso de la mano al sistema.

Más sobre el trabajo de Matt Sukkar, en su página web.

Despues de leer, ¿qué te pareció?