Según un estudio reciente del Instituto Nacional de Investigación Científica de la Universidad de Quebec, consumir cannabis podría ayudar a prevenir enfermedades hepáticas como la cirrosis, hepatitis o cáncer de hígado. Estos resultados los arrojó una investigación que consistía en incitar a pacientes con antecedentes de alcoholemia a consumir marihuana.

Según Terence Bukong, uno de los científicos del proyecto, los pacientes que consumían alcohol eran propensos a padecer en un 90% enfermedades en el hígado, mientras que, los que consumían menos alcohol y más marihuana, sólo arrojaron tener un 8% de probabilidad.

“Descubrimos que, si las personas usan cannabis de manera dependiente, en realidad están mucho más protegidas de la enfermedad hepática alcohólica”

A pesar de estas buenas noticias, los especialistas insistieron en que el estudio se realizó en una muestra de 320.000 personas estrictamente seleccionadas, y que todos los organismos funcionan de manera diferente, teniendo en cuenta la herencia genética. Al mismo tiempo, los expertos continúan advirtiendo que no es recomendable la mezcla entre ambas sustancias, ya que podrías empezar a darte golpe contra las paredes y eso sí es nocivo para la salud.

Despues de leer, ¿qué te pareció?