Hace algunos días, la comunidad LGBTQ fue empañada por la tragedia ocurrida en el club nocturno Pulse de Orlando, que representó una llamada de atención para muchos que pensaban que el camino hacia la igualdad casi llegaba a su final. Desde entonces, han habido varias manifestaciones de apoyo, en especial a través de la música, y Marina and The Diamonds se unió a esta iniciativa el fin de semana participando en un evento de la comunidad realizado en la ciudad de Nueva York.

Marina cantó algunos temas favoritos de The Family Jewels, Electra Heart y Froot como Oh No!, Hollywood, Blue, Bubblegum Bitch, Forget y How to be a Heartbreaker. La cantante se encontraba dentro de su elemento con una teatral capa de arcoiris con la que bailó por el escenario y junto a sus fans en la audiencia.

Durante la actividad, la cantante también reveló que pese a que anunció que se tomaría una pausa en la música, en las dos últimas semanas ha comenzado a escribir de nuevo y que para su próxima producción discográfica (cuando llegue, pues no tiene apuros.

“Quiero ser bastante diversa en la forma en que estoy escribiendo, porque no quiero necesariamente lanzar un álbum completo,  puede ser una canción. Pero sé que va a sonar mucho más libre y dispersa.”

De igual manera, dijo que de ahora en adelante buscará trabajar de manera más consistente para no agotarse con los ciclos de grabación de un disco y los tours interminables que la han dejado agotada en los últimos cinco años, para poder tener un estilo de vida con un ritmo más orgánico.

Veamos una historia de Snapchat sobre el concierto de Marina a continuación:

Despues de leer, ¿qué te pareció?