Una de las artistas contemporáneas más reconocidas de Grecia es la pintora Maria Filoupoulou, quien celebra en sus obras la pureza del placer que se vive en el verano de las islas griegas, de las cuales hay más de 6000. Su trabajo, en donde refleja horizontes, profundidades y costas, es una carta de amor al océano y a la luz del sol.

Sus islas favoritas para pitar son Samotracia, la isla de los grandes dioses; Hydra, la  isla de los artistas y los artesanos en donde no se permiten automóviles; Serifos, con playas espectaculares; y Milos, el paraiso de los turistas, llena de colores y cuevas submarinas. Una paleta sin fin llena de azules y verdes es el elemento fundamental de la obra de Maria, quien casi nos hace respirar el salitre y la suave brisa marina.

En sus óleos pueden detallarse momentos en donde el sol y el agua están en conjunción perfecta con los cuerpos desnudos de las mujeres que disfrutan de las islas: el agua se refleja como espejos infinotos en lo que parecen ser millones de puntos en la superficie, mientras que en los cuadros submarinos vemos cómo el movimiento del mar se refleja sobre el fondo del océano, como si pasara a través de un cristal aguamarina que pintara la arena.

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Arte: Maria Filopoulou

Despues de leer, ¿qué te pareció?