SACO6

La mayoría de las personas relacionan el arte de la escultura, y especialmente la escultura del cuerpo humano, con las obras de los antiguos griegos y romanos, tales como la Venus de Milo y el David de Miguel Ángel. Hay, sin embargo, otros tipos de escultura que representan la forma humana, tal como el arte hiperrealista.

Es posible que si alguna vez tuviste la suerte de observar de cerca el David o la Venus, muy probablemente te impresionó su belleza, pero tal vez nunca se te ocurriría que parecieran exactamente los humanos que representaban. Eso es lo que sucede con la escultura hiperrealista: se ven como seres humanos tan reales, que la tentación de tocarlas para asegurarse de que no están vivas es muy fuerte.

El mejor escultor del mundo en esta especialidad es el norteamericano Marc Sijan, quien tarda entre seis meses y un año en crear una de estas piezas, que requieren no sólo calma, sino una concentración absoluta.

Y con su precisión increíble, muchos pensarían que se dedicaría a reproducir figuras humanas perfectas, pero para él la belleza está en lo real: en las arrugas, en la celulitis y el sobre peso. En la calvicie y el paso de los años. Sus creaciones narran una historia, una en donde el humano promedio es una pieza de arte única, casi como los hizo la naturaleza y la evolución.

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

 

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Arte: Marc Sijan

Despues de leer, ¿qué te pareció?