Semanas atrás les estuvimos comentando sobre una iniciativa de Chile Vamos, un grupo de oposición en el parlamento chileno que no hace mucho creó una comisión para que se estudiaran con seriedad los requisitos que los extranjeros que deseen entrar y permanecer en el país deben cumplir. Además de contar con el apoyo de los representantes de RN y UDI, también se les unió el ex presidente Sebastián Piñera, que tuvo unas cuantas cosas que decir al respecto:

“Chile debe estar abierto a recibir inmigrantes que aporten al desarrollo de nuestro país, pero debe cerrar absolutamente sus fronteras al narcotráfico, a la delincuencia, al contrabando, al crimen organizado y también a la inmigración ilegal.”

Ahora un nuevo grupo autodenominado Grupo de Acción Identitaria (GAI), se está organizando en varias ciudades del país, entregando panfletos, montando puestos en la calle y haciendo un llamado a “recuperar los valores” de la “patria grande” chilena, tal como reporta BioBio. Aquí una muestra de sus políticas en su página web de Facebook:


En la página web oficial del grupo tienen un largo manifiesto, muchas fotografías, logotipos y consignas, pero lamentablemente en la sección ¿Quiénes Somos? no hay ningún nombre de los integrantes de la asociación. Sin embargo, nos dejan saber de manera clara de qué va todo esto, que incluyen el desconocimiento de tratados internacionales (es decir, de derechos humanos) para expulsar a inmigrantes que sean capturados in fragranti en un delito:

“El narcotráfico, la violencia, el proxenetismo y prostitución, el matonaje, y la carencia de cualquier sentido de convivencia son el factor común que sufren ciudades como Antofagasta, Coquimbo, Santiago e Iquique, donde los chilenos muchas veces nos sentimos extranjeros en nuestros propios barrios.”

Parece que sólo quieren que entren en el país inmigrantes con preparación académica que “suponga” un aporte sustancial al país, y evitar la entrada a aquellos que carezcan de estudios suficientes o de los medios económicos que les permitan sobrevivir en el país. Ah, además quieren cárceles más grandes, que vuelvan los trabajos forzados y la pena de muerte, así como la responsabilidad legal para menores de 12 años en adelante y la prohibición de las drogas recreacionales.

En su reporte, BioBio señala que de acuerdo con la Defensoría Penal Pública, los chilenos delinquen más que los extranjeros, cuyas cifras de delitos bajó un 6% el año pasado. De hecho, Pablo Aranda, jefe de la Unidad de Defensa Penal Especializada de la Defensoría Penal Pública, dijo que en Chile no existía ninguna relación entre el aumento de migrantes y el de la delincuencia, y que al contrario, solían ser más víctimas de crímenes que victimarios.

Despues de leer, ¿qué te pareció?