En el año 2014, la artista británica Lucy Sparrow, conocida por sus creaciones de fieltro, abrió las puertas de Cornershop, una juguetona “tienda” pop-up en Londres. Aunque aparentemente estaba abastecida con comestibles familiares, no era un supermercado típico; todo, desde las papas fritas hasta la pistola lectora de precios, estaban hechos de fieltro blando y esponjoso. Desde entonces, Sparrow ha abierto muchas más tiendas de abarrotes, y más recientemente, inauguró su nuevo local/instalación Sparrow Mart, un mercado inaugurado recientemente en el soleado sur de California.

Ubicado en un espacio de 260 metros cuadrados en el Hotel Estándar del centro de Los Ángeles, el Sparrow Mart está lleno de 31.000 artículos de fieltro mullido. Inspirados en el diseño típico de una tienda, los productos de esta instalación inmersiva se muestran de diversas maneras: como artículos no perecederos de fieltro en los estantes, carne y leche sin cáscara se almacenan en refrigeradores abiertos, y frutas y verduras se amontonan en los contenedores de productos.

Y del mismo modo, al igual que una tienda real, cada tienda de comestibles está abierta para hacer compras: a los “clientes” se les dan canastas de comestibles mientras navegan por el lugar, y escogen su favoritos por un módico precio de USD $ 1.

“Cuando hice la instalación Nueva York era una bodega, pero aquí es más grande, es más brillante, es una manera impetuosa de hacer las cosas. Crecí trabajando en supermercados, así que siempre fue una inspiración para recrearlo en la vida real. Es como un escape: hay un mundo violento y atemorizante allá afuera, y todo lo que podamos hacer para escapar de él es muy tranquilizador. El supermercado es muy reconfortante. Aquí, nada sale mal, a menos que algo caiga de la estantería, y aun así no importa”.

Con la ayuda de cinco asistentes, Sparrow pasó un año elaborando los objetos. Además de coser y rellenar cada producto, también pintó las etiquetas a mano. En algunos casos, los comestibles están incluso adornados con adorables rostros sonrientes, enfatizando la calidad intrínsecamente adorable de una creación de fieltro, y las concepciones de Sparrow alimentadas por la fantasía de la tienda de comestibles estadounidense.

Recreando los productos más llamativos en cuanto a marca color y ubicuidad en la cultura pop, Sparrow busca hacernos escapar por un momento de la realidad con un automercado de fantasía, en donde las frutas sonríen y el empaque de nuestro producto termina siendo mucho más kawaii y adorable que en la vida real. Todo por un dólar.

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

v

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Sparrow Mart. Fotografía: Lucy Sparrow Studio

Despues de leer, ¿qué te pareció?