Seamos honestos: si bien todos nos quejamos de que ahora en MTV lo menos que pueden verse son videos musicales, cuando la estación de cable debutó el juego de citas Singled Out en 1995, cambió la forma en que los adolescentes pensaban acerca de las parejas, pues en vez de ser el típico show superficial, agresivo y machista, comenzó a explorar las posibilidades de lo que se venía con el mundo del reality: luego del estreno de The Real World en 1992, ya la audiencia del canal estaba lista para mucho más.

Y lo que le siguió se convertiría en un sello de MTV, con reality shows (y su guión incorporado claro está) que favorecía a adolescentes y veinteañeros que buscaban a alguien para pasarse un buen rato sin nada de compromisos. Así nacieron shows con premisas dementes como citas a ciegas en habitaciones, en la parte trasera de vans, y hasta con padres incorporados a la ecuación, manteniendo a generaciones de jóvenes pegados a la pantalla.

Ya han pasado más de 20 años desde el primer show de citas en MTV, pero sus efectos todavía se sienten en la cultura actual, y especialmente en la tecnología. ¿O es que pensaron que Tinder, Grindr y OkCupid salieron de la nada? Hoy en día, tenemos en nuestros teléfonos una versión real de lo que vimos por muchos años en la pantalla de MTV y hasta en versiones locales, así que vamos a darle un vistazo a los mejores shows de citas del canal en toda su gloria.

8. Date My Mom

El show duró tan solo un par de años, entre el 2004 y el 2006, pero sin duda fue uno de los más exitosos durante ese momento. En este programa, MTV ajustó la fórmula reality/citas para hacer que los solteros en busca de un poco de acción terminaran saliendo con las madres de sus citas potenciales, y era esta quien al final decidía quién merecía la cita. Así como lo lees: MTV te hacía conquistar primero a tu suegra.

7. Disaster Date

Esta serie de citas tenía un twist maquiavélico: pues además de ser de cámara oculta, se parecía más a Punk’d (omg, ¿recuerdan Punk’d?), pues las citas a ciegas eran establecidas por los amigos de los solteros, quienes estaban cansados de sus hábitos tóxicos en cuanto a relaciones. Si los solteros llegaban al final de la cita, ganaban dinero y la tranquilidad de saber que habían pasado una gran prueba de paciencia.

6. A Shot At Love With Tila Tequila

Luego de los bastante exitosos shows de citas de VH1 como Flavor of Love y Rock of Love (¿cómo olvidarlos?), y ni hablar de The Bachelor y The Bachelorette en canales de acceso público, MTV decidió que también se buscaría una estrella para que todos conquistaran, y así la personalidad bisexual de Internet, Tila Tequila, terminó con una casa llena de chicos y chicas. Al final terminó escogiendo a un hombre, pero el éxito del show fue tal que hasta tuvo un par de spin-offs, como That’s Amore (2008) y A Double Shot at Love (2008-2009).

5. DisMissed 

DisMissed fue el primer intento de MTV de fusionar lo que eran los shows de citas con los reality shows, sacando a los solteros del estudio al “mundo real”. Sabíamos que tenía guión, pero era muy entretenido: pues un chico o chica salía en una cita a ciega con dos personas, y al final de la salida el concursante mandaba a volar a una de los dos para irse a una cita “verdadera” con la persona elegida. No era muy romántico porque se trataba más del aspecto competitivo, pero ver los testimoniales de las personas “despedidas” afirmando que eran las verdaderas ganadoras por no haber terminado con el “loser” concursante siempre era increíblemente divertido.

4. Catfish

Uno de los shows con más duración hasta ahora ha sido Catfish, al aire desde el 2012, sacando a relucir los trapos sucios de la era de las citas digitales. En el lingo de Internet, la expresión catfish se usa para personas que mienten acerca de quiénes son en online, y en el show vemos extrapolada esta realidad: cada episodio cuenta con alguien que averigua si la persona con la que han estado hablando por Internet es quién dice ser, y saber si la relación virtual que han mantenido es verdadera o simplemente un engaño. Perfecto para la era de las redes sociales: hasta Chile hizo su propia versión llamada Espías del Amor.

3. Exposed

Exposed fue sin duda uno de los shows más divertidos del canal: seguía a un concursante con dos aspirantes mientras un amigo los estaba siguiendo en una van equipada con un “software de análisis de voz” que era como tener un polígrafo. De esta manera, el amigo del concursante lo ayudaba a elegir un ganador… el que decía la verdad. O lo que decía el guión, pero no vamos a ponernos tan exigentes.

2. Next!

Sin duda alguna, Next! fue un clásico definitivo de los shows de citas en MTV: con una combinación de los mejores elementos de los programas de citas hasta el momento de su estreno en el 2005, tenía un acercamiento al romance bastante extremo, pues era todo o nada. Tenía a un o una concursante principal, y un bus lleno de potenciales parejas siguiendo la cita durante la media hora del programa. Cada vez que una pareja potencial decía o hacía algo que no le gustaba, el concursante sólo debía decir next!, y del bus llegaba un nuevo aspirante provocador. ¿El premio? Sencillo. Si llegaba al fin del show, se ganaba una cita con el concursante, o un dólar por cada minuto que pasaron juntos. Fue uno de los primeros shows en incorporar parejas del mismo sexo en las competiciones.

1. Room Raiders

El número uno de esta lista abandonó por completo el elemento de cita y romance de la tradición de los shows de citas de la lista anterior, y aún así está al tope: Room Raiders tenía como protagonista a un chico o chica que llegaba a la casa de los diferentes concursantes para hacer lo que quisiera y revisar a su gusto. Esto les permitía revisar cajones, mirar debajo de las camas y utilizar varitas de luz ultravioleta para identificar sospechosas manchas en cama. El show fue un gran éxito y ayudó a que MTV lanzara mucha más programación al estilo reality. No en todos los programas de cita podíamos ver a alguien revisar el cajón de ropa interior de su cita a ciegas.

Despues de leer, ¿qué te pareció?