SACO6

El británico Tim Curry es uno de los actores más brillantes del medio artístico, y es uno de los pocos que puede decir que ha hecho de todo: películas, teatro, televisión, discos, audiolibros, voces de personajes animados y mucho más. Y sin embargo, su trabajo no siempre ha sido reconocido pese a lo prolífica que ha sido su carrera.

Curry estudió drama e Inglés en la Universidad de Birmingham en el Reino Unido, en donde se graduó con y fue catapultado a la fama cuando interpretó el papel del Dr. Frank-N-Furter en la adaptación cinematográfica del musical The Rocky Horror Picture Show y desde 1968, ha participado en casi 200 películas y programas de televisión, y cada papel ha sido tan extraño y único como el anterior.

Cuando le damos un rápido vistazo a la obra de Curry, podemos darnos cuanta de que ama dos cosas: la actuación de voz y hacer el papel de villano. La mayoría de sus roles han sido animados o malvados, y a veces ambos; y aunque pueda ser extraño ver a un actor ahondarse en este tipo de personajes retorcidos con frecuencia, él tiene el talento y el carisma suficientes para mantener interesada a la audiencia.

Curry es tan hábil para hacer el papel de villano que después de la grabación de cuatro episodios como la voz de The Joker en Batman: The Animated Series, su versión fue considerada demasiado aterradora para niños. Al final el papel fue dado a Mark Hamill, aunque Curry hizo hizo otros roles pequeños en la serie de animación. Pero esa no era la primera vez que eso le pasaba a Curry: cuando hizo la audición para el papel de Judge Doom en Who Framed Roger Rabbit?, los productores (incluyendo Robert Zemeckis y Steven Spielberg) sintieron que era demasiado estremecedor y terrorífico.

Curry ha hecho una carrera en donde se ha convertido en un maestro interpretando al lado más vil que la humanidad tiene para ofrecer, pero no porque no pueda ser el protagonista, sino porque es lo que hace mejor. Démosle un vistazo a siete de sus personajes más oscuros:

7. Clue (1985)

Clue (1985)

Fotografía: Paramount Pictures

En este film, la interpretación de Curry es casi reveladora, pues es increíblemente gracioso, lleno de humor negro y sin arrepentimientos. El carácter reservado de su personaje, el mayordomo Wadsworth, crea humor en situaciones que no deberían ser divertidas, como por ejemplo una escena en donde muestra total desinterés con respecto al hecho de que hay un asesino suelto, pues está más preocupado por las manchas de sangre en la tapicería y los muebles. Una de sus mejores líneas es la sardónica, “con cuidado, por favor, no manche el sofá de sangre.”

6. Burke And Hare (2010)

Burke And Hare (2010), IFC Films

Fotografía: IFC Films

Inspirada en los famosos asesinatos de Burke and Hare acontecidos en Escocia a principios del siglo 19, la película tiene su buena dosis de muerte, cadáveres, robos de tumbas, miembros amputados e investigación. En el film, Curry interpreta al Dr. Alexander Monro, cuya mayor preocupación es conseguir más cadáveres para diseccionar que su competencia, el Dr. Robert Knox. Por fortuna, su asistente no es otro sino el naturalista Charles Darwin. En más de una oportunidad lo vemos con las manos metidas en sus amados cadáveres o cercenando algún miembro, sin importarle cuántas arterias termine cortando ni cuántos inocentes espectadores termine cubriendo de sangre putrefacta.

5. The Rocky Horror Picture Show (1975)

The Rocky Horror Picture Show (1975)

Fotografía: 20th Century Fox

Sin duda alguna el rol más famoso de Curry, y el más inolvidable. El Dr. Frank-N-Furter combina el humor con la maldad (aunque muchos digan que es más bien incomprendido), ya que además de ser cool y sensual, también crea su propio esclavo sexual y se mete en las camas de la gente disfrazado… y también están todos esos asesinatos. El estilo dramático de Curry le permite traspasar límites, convirtiendo a su personaje en un clásico instantáneo, cuyo mejor momento llega al final de la película: el resultado es increíble. Sólo Tim Curry pudo hacer de este rol tan oscuro tan fascinante y hasta entrañable.

4. The Three Musketeers (1993)

The Three Musketeers (1993)

Fotografía: Buena Vista Pictures

Como Primer Ministro, el Cardenal Richelieu sólo tenía un objetivo: convertir a Francia en el lugar más increíble del mundo, sin importar a cuántos imbéciles tuviera que sacarle las entrañas. Pero hoy en día lo conocemos como el villano de Los Tres Mosqueteros, en donde es un genio diabólico que jode a la gente sin parar, pero aún así deja vivir a D’Artagnan cuando tiene la oportunidad de matarlo. En esta película, Curry le dispara a Charlie Sheen en la entrepierna, y si eso no los hace sonreír, no sabemos qué lo hará.

3. Criminal Minds: Our Darkest Hour/The Longest Night (2010)

Fotografía: Randy Holmes/ABC Studios

Fotografía: Randy Holmes/ABC Studios

En un programa de televisión dedicado a asesinos en serie depravados, Tim Curry logró destacarse. El actor participó en dos episodios e interpretó al sádico asesino en serie y violador Billy Flynn, que era mejor conocido como El Príncipe de las Tinieblas. ¿Su modus operandi? Matar a sus víctimas en el medio de la oscuridad después de secuestrarlas. Una de sus características más despreciables era su terrible risa, que acompañada con un par de dentaduras falsas, lo convirtieron en un villano aterrador.

2. Legend (1985)

Legend (1985)

Fotografía: Universal Pictures

En este clásico de Ridley Scott de los años 80 protagonizado por Tom Cruise y Mia Sara, Curry interpreta al infame Señor de la Oscuridad, creador de la maldad en la tierra: el mismísimo diablo, quien busca traer la eternidad de la noche al destruir al último de los unicornios y casarse con la princesa más hermosa de todas. Con un increíble maquillaje y una mejor interpretación, Curry nos presenta a un demonio sardónico y casi exquisito en su maldad. Además, ¿quién puede olvidar esta risa infernal?

1. It (1990)

It (1990)

Fotografía: Lorimar Productions

Si consideramos que para muchos los payasos ya representan figuras de terror, lo que hizo Tim Curry en esta adaptación de It de Stephen King va más allá de lo imaginable. Si bien es cierto que Pennywise es un personaje juguetón que también es la representación física de la esencia de la maldad, no hay que olvidar que es un rol de ensueño para Curry, pues con él puede aterrarnos hasta la médula y hacernos recordar nuestros más grandes miedos, pero también hacer uso de su humor impecable, cosa que no cualquiera puede lograr de manera exitosa. No en vano es el protagonista de muchas pesadillas.

Despues de leer, ¿qué te pareció?