Todos sabemos que ir a un concierto de rock es una experiencia indescriptible. Las emociones están a flor de piel, y la adrenalina recorre nuestro cuerpo mientras sentimos los latidos del corazón en los oídos junto al ritmo de la batería, y nuestro vocalista favorito está allí, frente a nosotros, en carne y hueso y rugiendo la letra de esa canción que tanto nos gusta mientras el resto del público nos presiona junto a la barrera. Pero la estamos pasando tan bien, que una fisura en una costilla no nos suena tan mal.

En la historia de la música han habido varios episodios lamentables en los que las autoridades han tenido que intervenir para restaurar el orden público, pero no estamos hablando necesariamente de shows de death metal noruego, pues hasta en la música clásica han pasado calamidades. Por ejemplo, la premiere en París del ballet El Rito de la Primavera de Stravinsky causó tanta molestia al público parisino en 1913 que terminaron usando bastones y sombreros como instrumentos violentos y la policía tuvo que intervenir.

Y un día como hoy en 1975, cuando el alcalde de Boston tuvo que cancelar un concierto de los legendarios Led Zeppelin luego de que más de 2000 fanáticos causaron un motín tratando de comprar los boletos, ocasionando daños de unos $75.000 en el Boston Garden, viéndose obligados a reprogramarlo para el mes siguiente.

Hoy hacemos un resumen de los motines más peligrosos acontecidos durante conciertos, y que provocaron que las pasiones se salgan de control.

10. Elvis Costello y Suicide, Bruselas (1978)

Cuando Suicide, los teloneros de un esperado show de Elvis Costello en Bruselas subió al escenario, el dúo avant-garde electrónico no tenía guitarras o batería, sino un extraño loop de sintetizador sobre el que Alan Vega cantaba con una voz monótona, lo cual no complació en nada a la audiencia. No sólo terminaron abucheándolos, sino que también le quitaron el micrófono. El resultado fue que Costello se enojó tanto por el comportamiento del público que redujo su set al mínimo y se fue después de 20 minutos, ocasionando un motín que la policía debió controlar con gases lacrimógenos.

9. Drake, Nueva York (2010) 

Todos sabemos que los conciertos gratuitos son por su propia naturaleza bastante impredecibles, y justamente cuando Drake y Hanson (sí, Hanson, los de Mmmbop) programaron uno al aire libre en la ciudad de Nueva York en el año 2010, llegaron 25.000 fanáticos que llenaron todas las calles cercanas. Por desgracia, la policía tuvo que clausurar el evento cuando los asistentes comenzaron a pelear y lanzar sillas desde los balcones, lo cual comenzó desde la misma prueba de sonido. Afortunadamente, los focos de violencia fueron controlados de manera oportuna para evitar daños mayores.

8. Marilyn Manson, Kansas (2003)

Marilyn Manson siempre trata de sorprender a su audiencia a donde vaya, pero la multitud de su show del 30 de octubre de 2003 en Kansas fue aterradora: luego de apenas dos canciones, la presión de 12.000 aficionados rompió la valla de seguridad frente al artista, y Manson suspendió el show por razones de seguridad. Sin embargo, más de 2.000 fans destrozaron el lugar, arrojando botellas llenas de orina a los policías, destruyendo nueve autos y causando una gran cantidad de daños a la propiedad. Incluso uno de los asistentes trató de atropellar a los policías con un vehículo.

7. Metallica, Bogotá (2010)

En el año 2010, un grupo de fanáticos de Metallica que no pudieron ingresar al concierto que la agrupación estaba dando en el parque Simón Bolívar de Bogotá, intentaron derribar una de las vallas de seguridad, lo que ocasionó intensos enfrentamientos con las fuerzas del orden público con piedras y vidrios rotos. La policía detuvo a más de 160 fanáticos, y ocho personas, incluyendo 4 oficiales, resultaron heridos. Sad but true.

6. Guns N’ Roses, St. Louis (1991)

La agrupación Guns N’ Roses han causado varios disturbios a lo largo de su carrera gracias a precipitadas salidas de Axl Rose del escenario, pero este episodio fue sin duda el peor. Axl estaba enojado por por un abucheo del público, así que tiró su micrófono y se fue. Los enardecidos asistentes comenzaron a crear un tumulto, despegando los asientos del local y, eventualmente, todo el equipo de la banda. A la policía anti disturbios le tomó 45 minutos controlar la multitud: hubo 90 heridos y 16 arrestos.

5. Alice Cooper, Toronto (1980)

Aunque tengamos la impresión de que las cosas en Canadá son relativamente tranquilas, no siempre es así. Este fue el caso con Alice Cooper, quien debido a estar sumido en la profundidad más oscura de su alcoholismo, canceló a última hora su concierto en la ciudad de Toronto. ¿El resultado? Los fans comenzaron a tirar sillas y despedazar el estadio. Al final de todo, unas 31 personas fueron arrestadas y 12 fueron hospitalizadas con heridas medianamente graves.

4. The Who, Cincinnati (1979)

Debido a la emoción y la excitación de ver a su banda favorita, más de 10.000 fans de The Who se reunieron en las afueras del Cincinnati Riverfront Coliseum, luego de que el show sufriera un retraso por motivos técnicos y que hizo esperar a los asistentes por varias horas. Cuando las puertas finalmente se abrieron, la multitud avanzó de manera violenta, y 11 personas fallecieron en la estampida.

3. Pearl Jam, Dinamarca (2000)

El festival de rock danés Roskilde se convirtió una tragedia en el año 2000, cuando nueve fans de la banda fueron aplastados hasta morir asfixiados. Aproximadamente 45 minutos luego de iniciado el set de Pearl Jam, la multitud de 50.000 espectadores se movió hacia el escenario, lastimando a los que estaban en la parte delantera contra las barreras. En su canción Love Boat Captain, Pearl Jam le rinde tributo a estos fans con la letra “perdimos nueve amigos que nunca conoceremos.”

2. Woodstock, Rome, Nueva York (1999)

Lo que originalmente se hizo como una celebración del legendario festival del año 1969 comenzó bastante mal, con una combinación de comida y agua con precios elevados, muy pocos baños y temperaturas que se dispararon por encima de los 41 grados ya tenía a una multitud enojada antes de que el concierto comenzara. Los disturbios empezaron durante el set de Limp Bizkit y se intensificaron cuando los Red Hot Chili Peppers subieron al escenario. Se reportó un gran número de violaciones, seis personas resultaron heridas y siete fueron arrestadas, aunque en medio del caos, muchos nunca fueron identificados.

1. The Rolling Stones, Altamont, California (1969)

Uno de los episodios más oscuros de la música rock aconteció en el festival Altamont de California en 1969. Cuando los Stones llegaron al lugar, fue inmediatamente confrontado por fanático enojado que le gritó “¡te odio!” antes de darle un puñetazo en la boca. Tristemente, ese fue el tono del evento, que tuvo como seguridad a la pandilla de motociclistas Hells Angels, quienes tenían un método violento para controlar al publico. Cuando Meredith Hunter, de 18 años, trató de subir al escenario durante el set de los Stones y sacó un arma, fue apuñalado por uno de los Hells Angels. Los Stones escaparon del caos en helicóptero, pero los disturbios que se generaron en el festival pasaron a la historia.

Despues de leer, ¿qué te pareció?