Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Coverages Music

Lollapalooza Chile 2018, Day 3: The Killers, Lana Del Rey y Wiz Khalifa salvaron el domingo de Liam

Liam Gallagher @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo
Words mor.bo

El menor de los Gallagher fue el gran protagonista del día de cierre del festival que por primera vez se estiró por tres días, situación que en Argentina fue imposible de replicar por los imponderables climáticos. Sin embargo, el fanático de Manchester City abandonó a los veinte minutos, coronando así una sucesión de reprogramaciones, pero luego fue homenajeado por Brandon Flowers y compañía. The Killers, Lana Del Rey y Wiz Khalifa cerraron la edición con aires de gloria.

Camileazy: Sobreviviendo a punta de beats y mucha actitud

Por José Torres

Camileazy @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Camileazy @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Camileazy @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Camileazy @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

A pesar de los problemas técnicos que marcaron el comienzo de su presentación, el trapero Camileazy supo sobreponerse sin perder la compostura. A base de potentes bases, disparadas por la pareja de DJs que le acompañaban, el show fue tomando altura. Como ha sido la tónica del resto de raperos y traperos presentes en este Lollapalooza, el músico se paró con confianza sobre el escenario y dio comienzo a su show con 3 minutos, canción de su disco Prince of Persia 2 del año 2016.

El setlist recorrió su existencia en base a la potencia de los bajos y el desplante escénico que presenta. Ghetto, Otro Nivel y Diferente fueron parte de un repertorio que también incluyó la presencia de Young Cister como invitado. El joven trapero se tomó el escenario para cantar Actitud y Little King, dos canciones que fueron bien recibidas por la multitud. Con el valor de haber superado las fallas técnicas que afectaron a su micrófono, Camileazy brindó un buen espectáculo de apertura para el ACER Stage.

Damas Gratis: La fiesta necesaria para un largo fin de semana

Por José Torres

Damas Gratis @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Damas Gratis @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

El grupo argentino liderado por Pablo Lescano fue el ingrediente perfecto para una hora que se perfilaba como perfecta para escuchar cumbia villera. El sol golpeaba con fuerza los alrededores del Itaú Stage, pero una brisa fresca hacía todo más llevadero. La suma de estos factores generó un clima muy fiestero. El público explotó el momento en que Lescano apareció en escena con su característico teclado Roland, adornado con el dibujo de un AK-47 en sus teclas.

Más que una serie de canciones con pausas entre sí, lo de Damas Gratis fue un largo medley casi sin detenciones. El humo de mi fasito, Borracho y amanecido, Yo tengo una flor y Estos celos fueron algunas de las canciones que encendieron la fiesta que armaron. Lescano invitó al público a jugar, a saltar, a gritar, a pasarlo bien. La gente aceptó la proposición y la mezcla fue perfecta. Damas Gratis fue el primer empujón fuerte en cuanto al ánimo en una jornada final que recién comenzaba a tomar forma.

Mac DeMarco: Cambio de paradigma

Por José Torres y Homero Ramírez

Mac DeMarco @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Mac DeMarco @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Mac DeMarco @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Mac DeMarco @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

La calidad musical de Mac DeMarco es algo innegable, su increíble histrionismo es algo que ha dado de qué hablar durante varios años y la relación que tiene con el público chileno es de ensueño. Pero también hay que entender que con su último disco, This Old Dog, el músico bajó la velocidad y se encontró con una faceta sonora que además de significar un potente giro estético en sus canciones, también cambió el paradigma de sus shows en vivo.

El canadiense sigue siendo el personaje cercano y despreocupado que conquistó su fama con el excelente disco 2 del año 2012, pero también disfruta del silencio y la calma en su sonido. Y esto no solo se nota en sus canciones nuevas, la ya tranquila Brother del álbum Salad Days se tornó aún más cadenciosa en el Itaú Stage y adquirió otra fuerza, mucho más melancólica.

La nueva postura del ícono del jizz jazzero también permite que otros luzcan. Como siempre, Andrew Charles White deslumbró con sus solos y su punteo característico en la guitarra, mismos que por momentos concentra todas las miradas en su persona. Y, esta vez, Joe McMurray protagonizó el outro de Still Together. Con más personalidad que talento vocal, porque DeMarco hace lo que quiere y con autoridad, su baterista cantó High and Dry (Radiohead) y Under the Bridge (Red Hot Chili Peppers, muy extrañada el sábado) y nadó por el público unos instantes, rutina habitual de quien ahora tomó la percusión.

Además, el músico que se pasó la hora completa añorando a su novia, compartiendo con Anderson .Paak — sentado detrás de él —, tomando cervezas, whisky y fumando cigarros, aprovechó para revisitar varias de sus canciones más icónicas. Ode to Viceroy, Freaking Out the Neighbourhood, Chamber of Reflection y algunos temas de su placa en promoción dieron vida a un show que tenía asegurado el triunfo. Ante un público rendido a sus pies, Mac sumó una nueva visita a suelo chileno.

Metronomy: Trance reservado

Por Homero Ramírez

Metronomy @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Metronomy @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Al menos en Chile, Metronomy sigue siendo una banda de nicho y su presentación en Lollapalooza lo confirmó. Pese a que sobre el escenario los nacidos en Totnes desplegó toda su energía, en gran parte los de la cancha tenían otras preocupaciones (como conseguir un buen lugar para ver a Liam Gallagher). Por eso no fue anormal, pero sí molesto, que muchos optaran por conversar mientras uno de los números más fundamentales del festival mostrara lo mejor de sus veinte años de trayectoria.

Sonó parte de Summer 08, su último álbum, lleno de cortos playeros y fiesteros como Old Skool y 16 Beat. Un porcentaje optó por el baile. Pero nunca se alcanzó una conexión real. The Bay, Love Letters y The Look se festejaron con más ahínco, pero quedó la sensación de que lo de los ingleses tiene que ser en otro contexto. Uno íntimo que convoque a los interesados. Porque sus texturas y sensibilidades merecen más que el respeto. Algunos lo entendieron.

Mac Miller: Calma, estridencia y los lugares comunes de lo contingente

Por José Torres

Mac Miller @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Mac Miller @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Mac Miller @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Mac Miller @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Mac Miller @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Mac Miller @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Mac Miller @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Mac Miller @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

El estilo de Mac Miller es muy particular, sus canciones varían entre la faceta más melódica y pop del hip hop y el extremo contrario, afilado, ruidoso y violento. No una violencia verbal, que también la tiene, sino que sonora. Desde la calma hasta la estridencia, todo en la búsqueda de hacer un show ganador que mantenga el ánimo encendido, algo que logró completamente.

Diablo, Stay y Donald Trump. El amor, el odio y el rap más apegado a su fórmula más tradicional. El odio, al igual que en varios shows dentro de los tres días de festival, se lo llevó el presidente de los Estados Unidos, un cliché lógico y un enojo justificado, pero que es demasiado obvio al ser utilizado como recurso para unificar al público en una posición.

El sonido de Miller, impecable. Nada que decir. La gente lo adora y se notó. El músico también aprovechó de invitar al escenario a Anderson .Paak para cantar Dang!, una colaboración de ambos, para así concretar, con un total de 13 canciones, una correcta presentación que recorrió los diferentes sonidos con los que el rapero ha experimentado en ocho años de carrera.

Khalid: Mucho más que el best new artist

Por Homero Ramírez

Khalid @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Khalid @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Khalid @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Khalid @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Khalid @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Khalid @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Khalid @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Khalid @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

El American Teen penetró demasiado fuerte en 2017. Y un poco antes también, cuando se comenzó a comercializar Location, single que se sabe hasta tu abuela. La carta de presentación del nacido en Fort Stewart, Georgia (1998) fue recorrida casi por completo. El único momento en que no sonó algo de ese álbum fue Silence, original colaboración suya junto a Marshmello que los tuvo a todos cantando y bailando.

Location, la canción “que cambió su vida”, según afirmó al presentarla, fue el puente antes de Young Dumb & Broke, cierre seguro por tratarse de su único número 1 en los charts de R&B y una especie de manifiesto de un joven que empuja por conseguir un lugar en las grandes ligas. Con apenas 20 años ya actuó en uno de los escenarios principales del Lollapalooza, a esas horas repleto y feliz cuando su nueva referencia de un artista completo se paseaba por las primeras filas, aún más satisfecho por el impacto inicial que produjo.

Liam Gallagher: Alcanzó a nacer

Por Homero Ramírez

Liam Gallagher @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Liam Gallagher @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Liam Gallagher @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Liam Gallagher @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Lo esperaron con paciencia y de fondo empezó a sonar Fuckin’ in the Bushes. Todo tenía que salir bien. Y el inicio fue arrollador, con Rock ‘n’ Roll Star y Morning Glory, haciendo recordar lo esencial que es Oasis. Deja una huella infinita. Pero vendría lo peor. Del cielo al infierno.

Desde finales de mayo, el menor de los hermanos tocó, sin interrupciones salvo entre enero y febrero de este año, en Inglaterra, Alemania, Holanda, República de Irlanda, Escocia, Noruega, Serbia, Bélgica, España, Finlandia, Francia, Estados Unidos, Canadá, China, Filipinas, Japón, Corea del Sur, Italia, Irlanda del Norte, Emiratos Árabes Unidos, Gales, Australia, Tailandia, Indonesia, Suiza y Argentina. Fueron 80 fechas, incluida la de Chile, una que solo alcanzó a nacer. La promoción del As You Were ha sido extenuante.

Luego de Greedy Soul, donde Liam evidenció su molestia por problemas en el sonido, en la mitad de Wall of Glass decidió mandarlo todo a la mierda y retirarse de escena mientras sus músicos terminaron de tocarla y se llevaban una ovación. “No estamos en un puto concierto de Megadeth”, había dicho antes del tema final, empantanado por su retorno que fallaba. “Me voy, mi voz está absolutamente dañada. Podría pararme toda la noche y gritar para ustedes pero sonaría realmente horrible. Así que lo siento mucho, no puedo cantar las melodías”, se excusó al retornar a escena.

Y mientras llovían pifias, y hasta proyectiles, los que captaron el mensaje se retiraron rápidamente. Otros no se resignaron y perdieron minutos de su vida esperando un milagro que no cambiaría su postura. Hasta hubo varios Olé, olé, olé, olé, Noel, Noel. Horas más tarde, entregó un comunicado de prensa donde se confirmaba que el artista sufría una sinusitis, “una infección en el oído y nariz después de un show europeo que derivó en una infección en el pecho (…) que le hacía difícil respirar en el escenario”. En ese mismo mensaje venían otras disculpas y la promesa de agendar un concierto en Chile lo más pronto posible.

Un día después, llegó otro comunicado: “Liam ha sido diagnosticado con una infección respiratoria en curso y una fiebre. El doctor advirtió que necesita un mínimo de 48 horas de descanso”. El resultado: otra suspensión, ahora en Brasil. Pero también el lunes sumó una buena noticia: siete nuevos shows en Estados Unidos como otro tramo de su gira mundial y otro en Londres. Todo entre mayo y junio. Ojalá que allá nazcan y se desarrollen; en Santiago quedaron las ganas de todos esos clásicos de Oasis que quedaron en la estantería. Como en 2011, con Beady Eye llevando a la Industria Cultural a la dimensión diseñada por Liam, otra pudo ser la historia.

Lana Del Rey: Amor

Por Homero Ramírez

Lana Del Rey @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Lana Del Rey @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

Si tomabas posición en el Itaú Stage el domingo por la noche era porque algo te generaba Lana Del Rey. A estas alturas puede ser cualquier cosa menos curiosidad. La neoyorquina es un fenómeno mundial desde Born to Die (2012) y lo que toca se convierte en oro. Y la primera vez que visitó Chile tenía solo eso para mostrar. Allí, apeló a recorrerlo de principio a fin, y lo hizo con desplante y energía. Cinco años después repitió la fórmula, pero le añadió tintes de sensualidad a todo el espectáculo. Rodeando el piano había árboles y plantas. Detrás de ella, dos coristas/bailarinas que añadieron ese ingrediente extra que le da un peso superior a la suprema presencia de Lana. Que solo se opaca por el excesivo uso de pistas que le permiten no exigir su voz.

Y si bien no dejó ningún álbum en el olvido, en una hora le dio énfasis al insuperable debut y a Lust for Life, que sigue en plena promoción. Dejó expuesta su madurez y capacidad escénica. Tras las coreadas Born to Die y Blue Jeans, el festival de emociones nunca decayó. Tras su sutil versión de Happy Birthday Mr. President vino National Anthem, West Coast, Lust for Life, un medley con Change, Black Beauty, Young and Beautiful y Ride, y la tríada final compuesta por Video Games, Summertime Sadness y Off to the Races. Sin pausas. Solo con pequeños trayectos de la estrella por los bordes del público para dar y recibir amor. Lo que partió como una sucesión de cortos no radiales terminó siendo un playlist donde solo caben los más reproducidos.

Primó el amor en la segunda noche mágica que le regaló Lana Del Rey a Chile. Por la melancolía del amor perdido, por las aventuras que están por venir y porque su sola figura tenía inquietos a los fanáticos. Derretidos algunos, fascinados. Encantados los que vibran con la discografía de esa glamorosa diva que recorre la melancolía y hace de sus videos musicales verdaderas piezas cinematográficas. Chile ama a Lana y Lana ama a Chile. Lollapalooza lo confirmó.

The Neighbourhood: Pop oscuro y perfección atmosférica

Por José Torres

The Neighbourhood @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

The Neighbourhood @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

The Neighbourhood @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

The Neighbourhood @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

The Neighbourhood fue una aplanadora. Así de simple: debe haber sido poco más o poco menos de 30 minutos lo que estuvieron sobre el escenario pero, ¿para qué más? Quizás para seguir disfrutando del increíble sonido de la batería de Brandon Fried, el gran responsable de que el sonido de la banda sea de una fuerza bestial en su sección rítmica.

O quizás más tiempo para grabar aún más en nuestras pupilas la performance y el despliegue de Jesse Rutherford como frontman. Y es que de verdad el tiempo pareció detenerse con The Neighbourhood. Porque el show de los californianos es excesivamente erótico sonoramente. El manejo de cada parte del ensamble, cada nota, cada acorde, y la voz, es asombroso. Todo se encuentra dispuesto para generar placer en los oídos y la sensación de estar viendo algo irrepetible.

La sensualidad de Daddy Issues, la oscurísima atmósfera pop que logran en Scary Love con sus silencios de una fracción de segundo que anteceden la entrada de la voz en cada estrofa. Y la locura provocada por Sweater Weather, el hit necesario para cerrar una presentación perfecta.

Pero más allá del comentario lógico sobre el setlist y sobre cuánto tiempo tocaron, lo que debería ser recordado de este concierto fue la atmósfera lograda por el grupo. Esa sensación de que el escenario le pertenece a la banda. Que cada centímetro, cada luz y cable de la estructura tiene su razón de ser por quienes se encuentran haciendo uso de su materialidad. Eso logró el quinteto, algo que no se ve seguido y que se agradece mucho.

The Killers: Brandon y Ronnie contra el mundo

Por Homero Ramírez

The Killers @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

The Killers @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

The Killers @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

The Killers @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Lukas Cruzat para mor.bo

The Killers cambió y sobrevivió a todo. El cuarteto se separó, Brandon Flowers armó una carrera solista, el cuarteto volvió. Sacó una recopilación de grandes éxitos. Pero ahora tocan en vivo solo dos, el frontman y el baterista, Ronnie Vanucci Jr.: Dave Keuning, el guitarrista original, y Mark Stoermer, su símil en el bajo, no participan de la actual gira que sirve para promocionar Wonderful Wonderful. En su reemplazo, Ted Sablay y Jake Blanton se toman el protagonismo. Ambos músicos son parte de las presentaciones desde el tour del Battle Born, pero sus roles ahora son vitales.

Sablay y Blanton hacen los coros, al igual que el resto de los músicos de gira y las tres coristas que se paran a un costado de Vanucci. Todas las voces que acompañan a Flowers convierten a la presencia de los Killers en el cierre de los escenarios principales de Lollapalooza Chile 2018 en una integral y que no carece de espectacularidad.

Nunca no sonó un éxito. Fue una ráfaga. The Man abrió. Y la secuencia fue así: Somebody Told Me, Spaceman, The Way It Was, Shot at the Night, Run for Cover, Jenny Was a Friend of Mine, Smile Like You Mean It, For Reasons Unknown, Miss Atomic Bomb, A Dustland Fairytale, Wonderwall ( un cover de Oasis), Runaways, Read My Mind, All These Things That I’ve Done, The Calling, When You Were Young y Mr. Brightside. Hot Fuss, visiblemente insuperable, marca la pauta.

Brandon se apoya en Ronnie y Ronnie en Brandon. Brandon le dice que “esta gente pagó mucho dinero esta noche así que debes darle lo que quieren”. Saben que cargan con la responsabilidad de representar al rock de estadios de los 2000 y no les molesta llevarla consigo. De hecho, convierten ese sentimiento en una consigna. La tienen clara. Brandon saluda: “Hola cabros, ¿nos echaron de menos o no?”. Maneja a la elipse a su antojo. Dice que Liam Gallagher es su rey y los deja a todos al borde del colapso con un cover de la canción más representativa de Oasis. Molestos por lo que había pasado unas horas antes, todos ceden y la cantan hasta desgarrar sus gargantas. Fue así toda la noche. Y durante las cinco visitas de The Killers a Chile: los fans no van a fallar y otros van apareciendo en el camino. Algunos solo se sabían las nuevas, otros los clásicos y los más entusiastas no se callaron ni una sola vez.

Vistiendo de amarillo se despidió Flowers. Welcome to Fabulous Las Vegas. Fuegos artificiales post Mr. Brightside y comenzó el desfile de salida. Se acabó Lollapalooza y hay que volver al mundo del que nos sacó The Killers por casi dos horas. Y Brandon por fin sepultó su olvidable paso en solitario por el festival en 2016.

Wiz Khalifa: Final ideal

Por José Torres

Wiz Khalifa @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Wiz Khalifa @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Wiz Khalifa @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Wiz Khalifa @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Wiz Khalifa @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Wiz Khalifa @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Wiz Khalifa @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Wiz Khalifa @ Lollapalooza Chile 2018. Fotografía: Mila Belén para mor.bo

Se suponía que la edición 2018 del Lollapalooza Chile sería clausurada por The Killers, pero con los cambios en el horario del último día, sumados a una espera de varios minutos, esa labor cambió de dueño. Wiz Khalifa entró con todo al ACER Stage y el público, que ya no tenía que guardar energía para otro show o estar atento a que en otro escenario empezaba tal banda, entendió que había que despedir el festival con toda la entrega posible. Por esa razón, lo del rapero fue un mar de humo, luces y gente vuelta loca.

Best Life, Black and Yellow y Young, Wild and Free fueron parte de un setlist que no regaló ningún segundo para recobrar el aliento. A esa hora ya no importaba mucho el cansancio ni la carga de haber estado tres días seguidos dentro del Parque O’Higgins viendo música en vivo sin parar.

Lo de Cameron Jibril Thomaz fue un cierre muy adecuado a la energía del festival. El aire a celebración reinaba en el ambiente, y es que a pesar de los problemas técnicos, los desórdenes en el horario y la ultra comentada presentación de Liam Gallagher, este Lollapalooza fue un deleite para los amantes de las bases, las rimas y los shows que no se guardan nada para satisfacer al público. Shows como el de Wiz.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 2
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
No gender t-shirt

MOR.BO × Skinitchi

CLP $15.000
Limpiar

Conoce a Lachlan Watson, el actor no binario de 17 años: “Yo estaba como, ‘estoy presentándome como alguien trans, ¿por qué sigo siendo tan infeliz? Cuando te embarcas en una vida queer, cuando intentas descubrir quién eres, te sientes muy solo…” + More