El pasado martes 23 de enero, Marco Antonio Sánchez Flores, de 17 años de edad y residente de la Ciudad de México, se encontraba junto a un amigo en la colonia del Rosario tomando fotografías. Cuando Marco Antonio encontró un mural con un graffiti que encontró particularmente llamativo, le pidió a un joven que pasaba por el lugar posar junto a la pared para tomar la foto.

Sin embargo, lo que pudo haber sido una fotografía normal terminó en un extraño incidente: Cuatro policías se le acercaron, acusándolos de querer asaltar al joven que posaba para la foto y revisaron su mochila. Marco Antonio, asustado, salió corriendo hacia una estación de Metrobús, en donde fue alcanzado, maniatado y esposado, sometido por los agentes. La última imagen que se tuvo de él fue justamente esa.

Marco Antonio al momento de su detención. Fotografía: Twitter

Marco Antonio al momento de su detención. Fotografía: Twitter

Desde entonces, su desaparición forzada ha causado consternación en las redes sociales: en la Ciudad de México el hashtag #DóndeEstáMarcoAntonio se convirtió en tendencia en Twitter, y  cientos de manifestantes han protestado en las calles de la capital mexicana para exigir su regreso, sano y salvo.

Luego de seis días de incertidumbre, el domingo por la noche las autoridades mexicanas informaron que el joven fue encontrado con vida, aunque sus familiares han declarado que se encuentra “en muy mal estado físico y psicológico”, y que fue hallado deshidratado, desorientado y con un fuerte golpe en un pómulo. Mientras se recupera y puede informar realmente lo que le ocurrió durante la última semana, todo un país se hace la misma pregunta: ¿Qué pasó con Marco Antonio Sánchez Flores?

A continuación, recogemos toda la información que se conoce hasta ahora sobre el caso.

1. ¿Cómo desapareció?

Marco Antonio fue detenido arbitrariamente por cuatro policías el pasado 23 de enero en la estación del Metrobús El Rosario: mientras ellos afirmaban que el estudiante estaba asaltando a una persona, la misma persona afirmó en el lugar de los hechos que la acusación era falsa. El amigo que lo acompañaba le pidió a los policías subirse a la patrulla con el muchacho, pero se negaron y le dijeron que se dirigiera la Agencia 40 del Ministerio Público, ubicada en Azcapotzalco. De acuerdo con el padre del joven, no lo encontró en el lugar, y así fue como comenzó la búsqueda del menor de edad.

“Se dirigió a la agencia de 22 de febrero que está adscrita en Azcapotzalco (Coordinación Territorial Azcapotzalco 2) y no lo halló. Entonces fuimos a buscarlo, pensamos que era algo sencillo, pero en ningún lado lo encontramos. En la 22 de febrero estaban renuentes, no nos quisieron levantar un acta. De ahí llamaban por radios a las patrullas y nos dijeron que ya lo habían soltado, pero no dijeron ni dónde ni cómo”.

2. Dos de los policías están siendo investigados

El fin de semana, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México informó que dos de los oficiales de la policía  que participaron en la detención del estudiante Marco Antonio Sánchez se encontraban bajo arresto por la “inobservancia” de protocolos policiales. Según declaraciones de los propios agentes, lo dejaron en libertad en las calles cercanas a la detención luego de que un ciudadano lo solicitara, aunque según los padres del menor, nunca especificaron el lugar exacto en donde lo dejaron ir.

3. Fue detenido por segunda vez

Antes de ser encontrado el día domingo, Marco había sido visto el sábado 27 de enero cerca de un puente en Tlalnepantla, en donde había sido detenido por segunda vez por las autoridades porque pensaban que quería suicidarse. El estudiante fue puesto en libertad horas después por un juzgado civil ya que no estaba detenido por ningún delito, y al parecer aparecía ya golpeado y desorientado, sin sus pertenencias, sucio y descalzo.

Así fue encontrado Marco Antonio el día de ayer. Fotografía: Vorágine

Así fue encontrado Marco Antonio el día de ayer. Fotografía: Vorágine

4. La secundaria de Marco Antonio está en paro

En protesta por la desaparición del menor de edad y la negativa de las autoridades de que haya sido una “desaparición forzada”, los compañeros de Marco Antonio en la preparatoria número 8 ubicada en Plateros, tomaron el plantel el día de hoy, realizando una asamblea para evaluar lo ocurrido al joven, y en la que plantearon la realización de una marcha pacífica que salga del Ángel de la Independencia del CDMX hasta el Zócalo, en solidaridad con el joven.

5. ¿Qué pasará ahora?

De acuerdo con el diario El País, las autoridades de la Ciudad de México deberán esperar entre 15 y 60 días para citar a Marco Antonio a declarar acerca de lo sucedido. Según el procurador, Edmundo Garrido, este es aproximadamente el tiempo que tardará en sanar sus lesiones físicas, aunque también será sometido a pruebas psicológicas para evaluar si está en condiciones de dar su testimonio. Sólo entonces sabremos por qué fue detenido y qué le pasó durante todo este tiempo, y la responsabilidad de la policía en el caso.

Despues de leer, ¿qué te pareció?