Aunque pareciera que el sentido común sería suficiente para dejar el sexismo en el pasado, muchos todavía podrían necesitar una base científica, y afortunadamente ya la tenemos. Si eres uno de esos hombres que se jacta de ser un playboy y de los que se guían por los principios del “macho que se respeta” como algunos cuyos nombres no mencionaremos, pues un cambio de actitud podría salvarte en el futuro de enfermedades mentales como la depresión.

De acuerdo a un nuevo estudio, los hombres que actúan como machos estereotípicos, tienden a sufrir más problemas psicológicos, psiquiátricos, abuso de sustancias estupefacientes y de imagen corporal. Y si bien es cierto que las actitudes sexistas son, primero y principal, un problema que afecta directamente a las mujeres, los hombres también se ven afectados a largo plazo.

De acuerdo con S. Joel Wong, líder de la investigación de la Universidad de Indiana, él y sus colegas hicieron 78 pruebas diferentes a más de 20.000 hombres, incluyendo comportamientos característicamente machistas, como la necesidad de tener control emocional; ser propensos a la violencia; desprecio por la homosexualidad y las personas gay; una vida sexualmente promiscua; y una necesidad de demostrar control y poder sobre las mujeres, entre otras.

“Los hombres heterosexuales que se adhieren con fuerza a normas sociales relacionadas con el sexismo tienen problemas en sus relaciones, y además son los que menos buscarán ayuda profesional para su depresión, por considerarlo algo que ‘un hombre’ no hace.”

Si quieren una explicación más sencilla, aquí está: los hombres que no respetan a las mujeres y tienen comportamientos misóginos hacia ellas les cuesta más formar relaciones (profesionales, amistosas o románticas) con esas mismas mujeres (por razones obvias), así que se ven afectados psicológicamente. La depresión crónica es una de las enfermedades más comunes en estos casos., pero no hay que esperar hasta llegar a ese punto para enfrentar el problema, pues la solución es muy sencilla: empatía y educación.

Despues de leer, ¿qué te pareció?