http://ismorbo.com/issue/

Enfrentándose a los roles de género y sus vínculos con el capitalismo y la cultura, la artista británica Linder Sterling es conocida como una radical artística desde los años 70, cuando produjo una de sus piezas más emblemáticas, la portada del disco Orgasm Addict de The Buzzcocks, afinando un estilo que la vería consolidar su estética de firma: bellezas serenas y sexuales reconstruidas en collages con labios deliciosos y flores cortadas y pegadas.

Es imposible no distinguir las creaciones de Linder, que combinan imágenes pornográficas con publicidad para representar la violenta uniformidad de la imagen femenina. Sus ingeniosas yuxtaposiciones cortan como un cuchillo, revelando cómo la cosificación sexual de la mujer son ejemplos de una cultura que necesitaba, y aún necesita, un cambio profundo.

En esta selección de su trabajo, vemos cómo los cuerpos de las mujeres se ofrecen públicamente como si fuesen un objeto deseable, un premio domesticado o un juguete sexual, y en ello, Sterling encontró su inspiración, pues la sexualización, el deseo, la no conformidad y lo mórbido ha sido desde entonces la herramienta perfecta para liberar la imagen femenina de la mirada más explotadora.

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Arte: Linder Sterling

Despues de leer, ¿qué te pareció?