La activista adolescente palestina Ahed Tamimi fue liberada de la cárcel el día de hoy después de una sentencia de ocho meses por abofetear a dos soldados israelíes en una manifestación, un suceso que la convirtió en un símbolo de resistencia para sus compatriotas. Tamimi, de 17 años de edad, así como su madre Nariman fueron llevadas de la prisión de Sharon en Israel a un puesto de control que conduce a Cisjordania, para después ser entregadas en su pueblo, Nabi Saleh.

Tamini fue recibida por una multitud jubilosa mientras sonreía y abrazaba a los miembros de su familia, y a los medios de comunicación presentes, pidió una “resistencia continua” a la ocupación israelí. El año pasado, su madre publicó un video en las redes sociales que mostraba cómo pateaba y golpeaba a  soldados israelíes fuera de la casa de su familia.

El clip se volvió viral y llevó a su arresto en diciembre. Su juicio se abrió en febrero en un tribunal militar israelí y en marzo acordó declararse culpable de los cargos, incluido el asalto.

Cuando se le preguntó si volvería a hacerlo (abofetear a los soldados como lo hizo), Tamimi dijo que no podía decir mucho por miedo a volver a ser arrestada.

“Espero que la ocupación se haya ido, así que ni siquiera pensaré en hacer estas cosas de nuevo”.

El presidente palestino Mahmoud Abbas se reunió con Tamimi y su familia después de su liberación, y según un comunicado difundido por la agencia oficial de noticias Wafa, Abbas elogió a Ahed y la describió como “un modelo de la lucha palestina por la libertad y la independencia”.

La protesta de Tamimi atrajo la atención internacional y muchos grupos de derechos humanos criticaron su detención. Amnistía Internacional calificó su liberación como una “noticia bienvenida”, pero subrayó que otros menores palestinos se enfrentan a circunstancias difíciles en las cárceles israelíes, de acuerdo con Saleh Higazi, jefe de la oficina de Amnistía en Jerusalén.

“La liberación de Ahed Tamimi no debe oscurecer la historia familiar y continua del ejército israelí usando políticas discriminatorias para encerrar a niños palestinos. Su encarcelamiento injusto es un recordatorio de cómo la ocupación israelí usa los tribunales militares arbitrarios para castigar a aquellos que desafían la ocupación y las políticas de expansión de asentamientos ilegales, sin importar la edad”.

El ministro del gabinete israelí, Uri Ariel, dijo que cree que Israel debería responder de manera más estricta. “Creo que Israel actúa demasiado misericordiosamente con este tipo de terroristas. Israel debería tratar con dureza a quienes golpean a sus soldados. No podemos tener una situación en la que no haya disuasión. La falta de disuasión nos lleva a la realidad que vemos ahora… debemos cambiar eso”.

Ahed fue sentenciada por incitación y agresión con agravante, entre otros, y su madre por incitación, además de otros cargos, a ocho meses de prisión, y estuvieron en la cárcel siete meses y dos semanas. La joven pertenece a una conocida familia de activistas palestinos que lideran manifestaciones en su villa natal de Nabi Saleh, rodeada por puestos militares israelíes, y Ahed se ha convertido en un emblema de la resistencia palestina y de los menores palestinos en cárceles israelíes.

En un signo de la sensibilidad del caso, las autoridades israelíes arrestaron el sábado a dos italianos y un palestino por pintar la imagen ahora familiar de Tamimi en el muro de separación israelí que corta Cisjordania.

Despues de leer, ¿qué te pareció?