SACO6

Las Voces (Canada/Club Social, 2016) de El Último Vecino (Barcelona, España) te están llamando y deberías prestarles atención cuanto antes. Déjate llevar sin miedo, será una seducción adictiva pero tremendamente agradable.

El Último Vecino en Ochoymedio

Fotografía de Yaiza Soto, 17/03/2016.

La barahúnda que ha estado habitando en las entrañas de Gerard Alegre Dòria estalló, por fin, de forma maravillosa. Hace unos meses compartía su temor por el futuro de la banda y ahora sólo podemos agradecerle habernos hecho llevar la mano al corazón de aquella forma. Vincular ese momento al resultado final de este segundo trabajo hace que su valor se duplique.

Voces es una máquina del tiempo que te mantiene en continuo viaje, apoyado en el pasado pero volando hacia delante. En la nostalgia tiene que ver bastante la lírica y en el optimismo lo instrumental, llevando a un encontronazo de emociones que hace las delicias de aquellos ansiosos de un pop único, tan íntimo como vivaz.

El Último Vecino tienen ese don de esculpir, mediante fórmula propia, hit tras hit. Podría ser algo parecido a mezclar The Smiths con Golpes Bajos y un par de cucharaditas electrónicas, pero la exclusividad la porta Gerard y eso es imposible de calcar. Lo vienen haciendo desde 2013 y en este nuevo largo se ha mantenido intacto. Pasar varios días con La Entera Mitad en bucle bastó para saber que así sería.

Para duda de los detractores, todo quedó demostrado durante la presentación el pasado jueves 17 en la sala Ochoymedio (Madrid, España), donde compartieron escenario con Papaya. Si escuchar el Voces de estudio ya provoca un cosquilleo incontinente, en directo ni el más insensible puede mantener la indiferencia ante temas como Antes de Conocerme o Una Especie de Costumbre.

El Gerard de los directos, el de los bailes estrambóticos y la entrega colosal, se plantó como una bofetada de carisma que a cada minuto golpeaba más fuerte. Ahí teníamos al equivalente del Ave Fénix en mamífero, haciéndonos corear todo el bendito setlist y exprimiéndonos las ganas de bailar en temas como Mi Amiga Salvaje o La Noche Interminable. Qué gusto da salir a la calle tras un concierto y poder decir, con el pecho bien hinchado, todo lo que has disfrutado.

Gerard de El Último Vecino con Voces

Fotografía de Yaiza Soto, 17/03/2016.

A esta noche en el Ochoymedio no le faltaron temas antiguos como Tu Casa Nueva, Los Ángeles u Otra Vez Asustado pero sí le faltó tiempo. En plena cúspide terminó y muchos aún permanecieron inmóviles durante un rato, con la esperanza de que se disparasen un par de temas más. El Último Vecino genera síndrome de abstinencia.

Si has llegado aquí y aún no entiendes el porqué de esta adicción, es que te falta el chute del directo. Vigila su lista de shows y lánzate a este paraíso particular. Sonreirás.

Despues de leer, ¿qué te pareció?