Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Music Perspectives

Las activistas multadas por Israel por la suspensión de un show de Lorde donan 28.000 dólares para la salud mental en Gaza

Justine Sachs y Nadia Abu-Shanab. Imagen: Twitter
Words mor.bo

Si has estado prestando atención, cada vez que algún artista occidental planea realizar un concierto en Israel, suelen sonar las alarmas de la polémica por todas partes: desde aproximadamente el año 2005, el movimiento BDS (boicot, desinversión y sanciones) han unido a más de 170 organizaciones no gubernamentales que apoyan la causa palestina, que además de trabajar en cabildeo político, se enfoca en la industria musical israelí como un medio para difundir su mensaje, sosteniendo que los conciertos realizados en Tel Aviv son vistos como una manera de “lavar” el sufrimiento de los palestinos ante las acciones del gobierno de Israel.

Es por ello que sus integrantes suelen hacer un llamado a los artistas que van a visitar Israel a que se lo piensen dos veces y hagan un boicot cultural a ese país como una manera de destacar sus acciones contra Palestina. Artistas como Roger Waters, Brian Eno, Annie Lennox, Devendra Banhart, Carlos Santana y más forman parte del movimiento, que en los últimos años ha tenido cierto poder en disuadir a algunos músicos de actuar en Israel.

Sin embargo, también ha habido varios artistas que viajaron a Israel a pesar de las protestas: Paul McCartney, Alicia Keys, Nick Cave y Radiohead ignoraron el llamado de las BDS y continuaron con sus giras, que se celebraron en las cuentas de Twitter del gobierno israelí. Al aceptar una show en Israel el año pasado, el líder de Radiohead, Thom Yorke, dijo que no estaba de acuerdo con la idea de un boicot cultural. “Tocar en un país no es lo mismo que respaldar a su gobierno. La música, el arte y la academia buscan cruzar fronteras, no de construirlas; se trata de mentes abiertas, no cerradas; de humanidad compartida, diálogo y libertad de expresión”.

Una de las artistas que canceló un show programado para junio de este año fue la neozelandesa Lorde, quien admitió que luego de haber leído “muchas cartas y mensajes” se había dado cuenta de que había tomado la decisión equivocada. Su decisión causó revuelo: el 31 de diciembre pasado, una página entera en el diario The Washington Post publicada por el rabino estadounidense Shmuley Boteach y su organización pro-Israelí This World: The Values Network llamó a la cantante una “intolerante” por participar en un “boicot antisemita”.

12.000 dólares en daños y perjuicios

Lorde

Fotografía: Press

A casi un año del incidente, pensamos que las cosas se habían calmado, pero no: a finales de la semana pasada, las activistas neozelandesas Justine Sachs (de origen israelí) y Nadia Abu-Shanab (de origen palestino), quienes le escribieron una carta abierta a Lorde en medios de su país invitándola a no presentarse en Israel, fueron multadas por una corte de Israel a pagar unos USD $12.000 en multas para pagar daños y perjuicios por afectar el “bienestar artístico” de tres adolescentes israelíes después de que Lorde cancelara su show en Tel Aviv.

El juez Mirit Fohrer dictaminó que Justine Sachs y Nadia Abu-Shanab debían pagar daños a Shoshana Steinbach, Ayelet Wertzel y Ahuva Frogel debido a su carta abierta en donde instaron a la cantante a cancelar su concierto. Se cree que este el primer uso efectivo de una ley israelí de 2011 que permite las demandas civiles a cualquier persona que fomente un boicot a Israel. Los jóvenes dijeron que la cancelación les había causado “daños a su buen nombre como israelíes y judíos”.

Desde que se supo la noticia, gran cantidad de personas alrededor del mundo se ofrecieron a ayudar a Sachs y Abu-Shanab en sus gastos legales, para lo que llegaron a recoger USD $ 28.000, pero el día de hoy informaron que debido a que viven en Nueva Zelanda, las leyes de Israel no tienen ningún peso legal, así que no van a pagar la supuesta multa, utilizando el total de los fondos para una donación a la Gaza Mental Health Foundation, que se encarga de proveer servicios de salud mental a los palestinos que viven en la Franja de Gaza, tal como explicaron en un comunicado ambas jóvenes.

“No pagaremos la multa ordenada por el tribunal. En cambio, nos gustaría redirigir el apoyo que se nos ha brindado en los últimos días a los palestinos que necesitan apoyo para su salud mental”.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Nueva Zelanda dijo que dependería de los tribunales de Nueva Zelanda decidir si la reclamación por daños y perjuicios era ejecutable legalmente en el país, aunque expertos legales han dicho que no es un proceso automático y que los demandantes deberían presentar un nuevo caso en un tribunal de Nueva Zelanda buscando una ejecución de la decisión tomada en Israel.

La abogada de los adolescentes, Nitsana Darshan-Leitner, reiteró que había tratados recíprocos entre Israel y varios países más para hacer cumplir sentencias extranjeras, y que ahora, después del veredicto, buscarán “ir tras las cuentas bancarias” de las activistas hasta que cancelen la multa.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 3
    WTF!
  • 2
    Me confunde
Magazine

ISSUE #02

CLP $5.000
Limpiar

Conoce a Lachlan Watson, el actor no binario de 17 años: “Yo estaba como, ‘estoy presentándome como alguien trans, ¿por qué sigo siendo tan infeliz? Cuando te embarcas en una vida queer, cuando intentas descubrir quién eres, te sientes muy solo…” More