Sonido industrial, refinado y oscuro synth pop británico, chaquetas de cuero negras y mucha laca: así comenzaron los ochentas para Depeche Mode. Un enorme éxito comercial acompaña a la banda que haa sabido posicionarse dentro de la industria musical durante años; y ahora con una nueva gira mundial en puertas, Dave Gahan y compañía están mas vigentes que nunca.

Revisemos sus 8 mejores canciones.

8. Precious

Del álbum Playing The Angel (2005), la melancólica y profunda canción agudiza en el final del matrimonio de Martin GoreSuzanne Boisvert, así como el impacto que tuvo en sus hijos, y por qué permitimos llegar al punto donde las cosas literalmente se rompen y terminamos hiriendo a los que más queremos.

7. Home

Del disco Ultra (1997). Lúgubres y oscuros acordes acompañan a la más intima canción de este disco. Subestimada por muchos y aclamada por los fans de la banda, Martin Gore se sinceró sobre su adicción al alcohol.

6. Policy of Truth

Del álbum Violator (1990). Con este adictivo track la banda regresa con un sonido más refinado y sofisticado en comparación con sus discos anteriores. Policy Of Truth marca la diferencia sobre otros poderosos temas del disco, tales como Personal Jesus y Enjoy The Silence.

5. Walking In My Shoes

Del álbum Songs of Faith and Devotion (1993). Si tenemos que definir en dos palabras esta canción sería con los adjetivos desoladora e intimidante. Uno de los atributos más atractivos de Depeche Mode es esa sincronía entre la melancolía y el empoderamiento, y Walking In My Shoes lo logra en su totalidad.

4. Master And Servant

Del álbum Some Great Reward (1984), la atrevida canción llena de sudor y sensuales juegos de roles surgió en un período cuando la banda visitaba la ciudad de Berlín, endonde se transformaron en pervertidos y no le temían a nada. En esa época no sólo Soft Cell podía escribir de sadomasoquismo.

3. Never Let Me Down Again

Del disco Music For The Masses (1987), los ambiguos acordes y letra de esta canción podrían interpretarse de muchas maneras: la relación entre dos amigos en un viaje de avión; drogas o sexo gay. Escrita por Martin Gore para este disco, la banda contó con la notable participación del director Anton Corbijn para el video.

2. Everything Counts

Del LP Construction Time Again (1983), este adictivo tema es puro oro y fuerte crítica social sobre unirse al sistema capitalista y de cómo somos succionados por esta máquina que controla nuestra vida. Una reinvención brutal luego de la salida de Vince Clarke y la adición de Alan Wilder.

1. Stripped

Del Black Celebration (1986), esta obra maestra que lidera nuestra lista es por lejos la mejor canción de la banda. Lleno de un estridente y lúgubre sintetizador, el comienzo de la pista está acompañada de un motor de automóvil que nos sumerge y nos invita a experimentar en la oscuridad y dejarnos vulnerables.

Despues de leer, ¿qué te pareció?