El año 2016 cerrará con un extraordinario evento celeste: la luna más grande que la mayoría de las personas hayan visto en el último siglo. El satélite se acercará mucho más a la Tierra el próximo 14 de noviembre, así que aparecerá en el cielo mucho más grande y brillante de lo que la hemos visto en los últimos 70 años.

Una superluna sucede debido a la forma ovoide de la órbita de la luna. Una parte de esa órbita, conocida como el perigeo, está unas 30.000 millas más cerca de la tierra que el apogeo, o la parte más alejada. Y si la órbita de la luna se alinea con el sol y la Tierra, provoca un efecto llamado perigeo-syzygy, lo que significa que la luna parece mucho más grande.

Las superlunas ocurren con relativa frecuencia, pero es muy raro que sean tan grandes como la que veremos este mes, pues estará lo más cerca posible de nuestro planeta en mucho tiempo: la última vez que la pudimos saludar tan de cerca fue en 1948, y la próxima vez será dentro de 18 años, en el 2034.

Si quieren ver el momento en que la luna esté más grande, hay que estar pendiente cuando esté cerca del horizonte, pues parecerá mucho más grande de lo que es gracias a los árboles y edificios frente a ella.

La superluna de noviembre será una de tres que cerrarán el año: la primera pasó el 16 de octubre, mientras que la segunda pasará este 14 de noviembre y la última llegará exactamente un mes después, el día 14. Aunque no será tan espectacular como la de noviembre, tendrá su rasgo particular: bloqueará la vista de la lluvia de meteoros Geminid, lo que significa que serán prácticamente invisibles a simple vista por el brillo de la luna.

Despues de leer, ¿qué te pareció?