Espera un poco!

No tienes nada aún. ¿Ya viste lo nuevo en nuestra Store?

Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

La justicia salvadoreña libera a Imelda Cortez, acusada de intento de homicidio por un parto espontáneo

Imelda Cortez es recibida por familiares a la salida del tribunal. Imagen: Reuters
Words mor.bo

La pesadilla de Imelda Cortez comenzó a los 10 años de edad, cuando su padrastro Pablo Dolores Henríquez, de 70 años, comenzó a abusar de ella sexualmente. Además de guardar silencio y un trauma para toda la vida, cuando cumplió los 18 años, Imelda comenzó a sentir un fuerte dolor en el vientre, que la llevó a la letrina de su casa, en donde tuvo un parto espontáneo, y en el que casi pierde la vida desangrada. No sabía que estaba embarazada.

Cuando fue atendida por los médicos, sin embargo, fue denunciada ante la policía porque los profesionales de la salud pensaban que se había intentado practicar un aborto pese a la buena salud de la recién nacida, y gracias a las dracónicas leyes anti aborto de El Salvador, Cortez fue detenida el año pasado, con la amenaza de una sentencia de 20 años por intento de asesinato.

Luego de ser acusada, su padrastro incluso fue a visitarla en el hospital, en donde no solo amenazó con matarla, sino también a sus hermanos y a su madre si se atrevía a reportar el abuso. Por fortuna, otro paciente oyó la conversación y se lo contó a una enfermera, quien terminó denunciando al hombre ante las autoridades, pero pese a haber sido detenido poco después, nunca fue acusado de ningún crimen.

Activistas a las afueras del tribunal pidiendo justicia para Imelda Cortez. Imagen: El Periódico

Activistas a las afueras del tribunal pidiendo justicia para Imelda Cortez. Imagen: El Periódico

Por fortuna, en la historia de Imelda se hizo justicia, pues este lunes, la fiscalía redujeron los cargos de intento de asesinato al abandono, con una ofensa que conlleva una pena de 12 meses de cárcel. Sin embargo, la decisión del tribunal fue incluso mejor: declararon que Cortez no era culpable de ningún delito y dictaminó que era libre de irse a casa.

La decisión ha sido calificada como histórica en el país, pues sentará precedente en casos similares. El juez concluyó que el tribunal no podía esperar que Imelda hubiera actuado de manera diferente debido al daño emocional y psicológico infligido por la violencia sexual que sufrió desde la infancia.

La decisión fue recibida con vítores por activistas que desde hace un buen tiempo, piden una reforma urgente de las leyes contra el aborto para salvar a otras mujeres que sufren las terribles consecuencias de las mismas. Paula Avila-Guillen, integrante del equipo legal de Cortez y directora de la sección latinoamericana de la ONG Women’s Equality Centre, dijo que el fallo había sido finalmente prueba de que la persecución criminal de mujeres en emergencias relacionadas con el embarazo era injusta:

“Estamos extremadamente felices, y muy agradecidos por el apoyo que hemos recibido durante todo este proceso. Tomó a activistas de todo el mundo para hacer que los jueces y la fiscalía del caso se dieran cuenta de algo que hemos estado diciendo por años: las emergencias obstétricas no son crímenes”.

Las leyes contra el aborto de El Salvador son tan extremas, que este está prohibido en todas las circunstancias, sin importar si el embarazo ocurre a causa de una violación o si la vida de la mujer está en peligro debido a su condición. Por este motivo, las mujeres que sufren complicaciones en sus embarazos, que tienen emergencias obstétricas y que incluso tienen abortos espontáneos son a menudo acusadas de homicidio agravado por la Fiscalía de ese país, y que beneficia a una cultura machista de abusos sexuales en menores.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
Magazine

ISSUE #02

CLP $5.000
Limpiar

Conoce a Lachlan Watson, el actor no binario de 17 años: “Yo estaba como, ‘estoy presentándome como alguien trans, ¿por qué sigo siendo tan infeliz? Cuando te embarcas en una vida queer, cuando intentas descubrir quién eres, te sientes muy solo…” More