La célebre arquitecta Zaha Hadid, una de las principales exponentes del Star System, sufrió un ataque al corazón en un hospital en Miami, mientras era atendida por una bronquitis. Un fugaz final para una personalidad como ella, pero que pasa a la historia con un gran legado construido y un excelente aporte a la discusión arquitectónica mundial.

morbo_hadid_portrait

Zaha recibió el premio Pritzker, la máxima distinción mundial en Arquitectura, el año 2.004, siendo reconocida tanto por su trabajo académico y teórico como en su práctica profesional. Como lo dijo en esa instancia Lord Rotschild, el presidente del jurado que entrega el premio:

“Zaha Hadid ha sido inquebrantable en su compromiso con el modernismo. Siempre inventiva, se desplazó de las tipologías existentes, a partir de la tecnología, y se ha alejado de la geometría de los edificios.”

Hadid estudió Matemáticas en la Universidad de Beirut y luego Arquitectura en la Architectural Association de Londres, siendo alumna del también distinguido Rem Koolhaas, con quien también trabajó en su oficina OMA. Incorporó el diseño paramétrico dentro de su investigación formal, y logró construir destacados edificios entre los que se encuentran: el Centro Acuático de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, la casa de ópera de Guangzhou, el Messner Mountain Museum Corones en los Alpes italianos y el salto de ski Bergisel en Innsbruck, entre muchos otros. Su gran obra le valió ser galardonada en numerosas ocasiones posteriores como el RIBA Stirling Prize (Royal Institut of British Architects) y el Premium Imperiale de Japón.

Sin embargo, esta mujer también nos mostró cómo la creatividad también se puede desarrollar en otras disciplinas como el diseño y la moda, donde tuvo importantes colaboraciones siguiendo las curvas líneas de su diseño en edificios. Así podemos encontrar sus zapatillas para Adidas, un bolso para Louis Vuitton, la colección Glace de pulseras coloreadas para Swarovski y recientemente ocho diseños de joyas para la centenaria firma danesa Georg Jensen que se acaban de presentar en la feria de joyería Baselworld.

No es del gusto del todos, y es un blanco fácil de criticar cuando se tiene la fama de Zaha Hadid, sobre todo cuando ha pasado por escándalos como la demolición de la Biblioteca del Prado de la Universidad de Sevilla en plena etapa de construcción el 2012, sin embargo, lo que sí debemos reconocer es que marcó un precedente en cuanto a que dejó la puerta abierta a las mujeres en una disciplina que por años ha destacado sólo a hombres y que incluso en varias universidades del mundo, incluyendo Chile, se mantiene regida por un machismo constante, y por otro lado, en aportar al reconocimiento cultural del medio oriente en un momento de pleno conflicto político internacional.

Despues de leer, ¿qué te pareció?